Ejemplo de como aprovechar la luz en tu vivienda

Antes de meterse de lleno en una reforma es muy recomendable reflexionar sobre ciertos aspectos a tener en cuenta. Es importante que estos detalles los hables primero con los profesionales que vayan a ayudarte en reformar y diseñar tu vivienda. Gracias a ello, evitarás sorpresas desagradables y tu casa se parecerá más a aquella que tenías en mente.

Así pues, hoy vamos a compartir contigo algunos consejos que te serán de ayuda.

Si estás buscando consejos para decorar y diseñar tu hogar, sigue leyendo. Tanto si decoras tu cocina, salón, cuarto de baño o tu hogar entero te serán de ayuda.

Reutiliza lo que puedas

Hemos hablado de la importancia de “reutilizar” en muchas de nuestras publicaciones. Hoy volvemos a repetirlo.

Cuando vayas a afrontar una reforma y diseñar de nuevo tu casa es importante que hagas un recuento de las cosas que puedes reutilizar. Desde el mobiliario de la casa a los espacios. Posiblemente haya elementos arquitectónicos que, por su diseño o funcionalidad, te interese conservar. Así como mobiliario que puedes readaptar y dotar de una vida nueva en un ambiente más moderno y confortable que el anterior.

Consulta esto con la empresa de reformas que contrates. Te ayudarán a tomar decisiones y elegir aquello que más te convenga integrar y conservar, según el tipo de vivienda y diseño de interiores.

Diseño amplio para el hogar
Tu toque personal es importante

Por muy bonita que quede tu casa, después de una buena decoración del interior, tu hogar es tu hogar por hacerlo tuyo. Los espacios de tu vivienda, desde el salón pasando por el cuarto de baño tu habitación y la cocina, deben estar adaptados a ti y a tu personalidad. Por eso es tan importante, entre otras cosas, el punto anterior. Además de conservar y reutilizar es importante elegir lo nuevos elementos que necesitas y se adaptan a tu vida cotidiana y necesidades.

Sin embargo, a la hora de decorar, no debes escatimar en hacer saber a los expertos que te ayuden a la decoración de interiores cuáles son tus gustos personales y escuchar sus sugerencias.

La elección de los muebles, colores, estilo de las estancias, elementos decorativos (cuadros, tapices, fotografías, marcos, espejos, plantas favoritas, flores, jarrones, etc) deben ser acordes con tus gustos y manera de ser. Si no, corres el peligro de verte en una casa muy bonita pero totalmente ajena a tus intereses e inquietudes.

Planificación y funcionalidad

Estos dos aspectos son fundamentales para el desarrollo de la reforma o, en su caso, rehabilitación. Es importante destacar que ambos aspectos, planificación y funcionalidad, están muy relacionados entre sí. En la medida que se planifique de la forma más eficiente y eficaz la reforma de tu vivienda y hogar, aumentará sustancialmente la funcionalidad de su diseño.

Iluminación natural en la habitación

Hoy en día nadie puede permitirse grandes derroches ni le sobra el espacio. Por ello, ser capaz de sacarle el mayor provecho a cada centímetro cuadrado de tu hogar es vital. Para conseguir esto no hay más remedio que realizar un buen estudio previo, buscar necesidades y diseñar de qué forma se pueden solucionar los problemas.

Ahorro de gasto

Con un buen diseño conseguirás un aumento de ahorro energético que repercutirá en el gasto global de tu vivienda y ganarás en comodidad, espacio y confort. En resumen, aumentará tu calidad de vida y no tirarás el dinero a la basura. Tú y tú familia lo agradecerás y, por esto, es indispensable consultar con gente profesional cuando quieras cambiar algo en tu casa.

Recuerda: ¡todo depende de una buena planificación y un buen diseño!

La luz, el otro gran elemento

Muchas veces que una casa tenga escasez de luz motiva la realización de una reforma. Para aumentar la luz de la vivienda hay que aprovechar bien la iluminación natural en la medida que las características de la casa lo permitan. Si es un hogar muy oscuro, plantéate qué espacios podrían ampliarse y de que paredes y tabiques prescindir. Esto ayudará a que la luz se extienda con mayor facilidad y a conseguir espacios más amplios con mejor circulación. Es una medida ideal sobre todo para casas con espacios reducidos. Viviendas que, cada vez, son más habituales.

Otras veces simplemente hay que sustituir paredes por ventanales, ampliar, crear ventanas o puntos de iluminación. Así la casa dispondrá de una cantidad de luz natural razonable para tu confort.