Cómo cuidar tu jardín

En verano las temperaturas aumentan lo cual provoca que los cuidados de la casa durante la época estival varíen. Ya sea porque el aire se reseca en exceso o todo lo contrario, durante los meses de verano la casa sufre de diferente forma. Durante esta época hay que prestarle especial atención al jardín. Es ahora cuando sacarás a relucir tus muebles de jardín y cuando más utilizarás este espacio.

Por eso hoy queremos hablarte en este post de algunos consejos a tener en cuenta durante la estación de verano para mantener, lo mejor posible, tu jardín.

Si quieres conocer algunos consejos sobre el cuidado de tu jardín en verano sigue leyendo.

¿Cuándo se debe regar en verano?

Durante esta estación se debe regar a última hora de la tarde. Se debe hacer cuando el calor y el sol hayan prácticamente desaparecido. Por eso también es recomendable regar por la mañana muy temprano cuando el sol acaba de salir. También es importante recordar que cuando haga más calor aumentes la cantidad de agua que utilizas para regar habitualmente.

 

Muebles de exteriores

¿Cómo puedo agrupar las plantas?

Aunque a priori parezca que esto no tenga ninguna influencia en mejorar la vida de tu jardín en verano, sí que la tiene. Es importante saber que las plantas en macetas necesitan más riego. Así que procura agruparlas para conseguir un clima más fresco y que mantengan mejor la temperatura. Las macetas, además, acumulan mucha temperatura. Por ello, es recomendable que, las macetas, no reciban sol directo ya que esto aumentaría considerablemente su temperatura y se mantendría caliente durante mucho tiempo. Esto también lo debes evitar con las macetas colgantes.

 

muebles de exteriores para jardín

¿Qué pasa si tengo césped?

Pues si tienes césped también deberás aumentar la cantidad de agua que utilices para regarlos. Es importante que cuando lo cortes lo hagas en las horas de menos calor para que no sufra. Hay gente que durante el verano lo deja más alto de lo normal para mantenerlo más fresco o no recogen el césped cortado.

¿Algún consejo para los muebles de jardín?

¡Claro que sí! Sobre los muebles de jardín también podemos contarte algo. Si alguna vez te has hecho tú mismo los muebles de tu jardín sabrás de qué estamos hablando. Aunque estos muebles suelen venir bien preparados para sobrevivir a las inclemencias climatológicas nada es para siempre, necesitan tus cuidados. Estos muebles resisten bien el calor y el sol directo, pero siempre es recomendable mantenerlos a la sombra. Aumentarás su vida de uso y además estarán más bonitos durante más tiempo. Suele pasar, dependiendo de la luz que reciban, que las pinturas y barnices se desgasten. Esto provoca cambios de color y de textura en la pintura y barniz original.

el jardín en verano

¿Dónde debo colocar la manguera?

Aunque parezca algo poco importante cuando realices tu reforma de jardín o vayas a reorganizarlos y añadir elementos como la manguera piensa bien estos detalles porque aumentarán la vida de uso de estos elementos. Por ejemplo, es importante que busques un lugar donde colocar la manguera que esté resguardado de la luz del sol directa. Si no lo haces, se pudrirá mucho antes y tendrás que estar cambiando de manguera constantemente.

Cuando planifiques el diseño de tu jardín o del exterior ajardinado de la casa o inmueble piensa bien en qué lugares va dar más el sol y donde va a caer más lluvia. Estos dos elementos desgastan mucho todos los elementos que se crucen en su camino.

Las plagas

En verano, depende de dónde estés, suelen aumentar las plagas. Así que procura hacerte con los correspondientes insecticidas antes de que sea demasiado tarde. Consulta con un profesional que es lo que necesitas para tu jardín dependiendo de los tipos de plantas que tengas.

¡Y no te olvides de… nunca los dejes solos!

En verano no solo hay que cuidar la casa. En estas fechas de celebraciones y vacaciones suele pasar que mucha gente abandona a su perro u otra mascota para irse de viaje. Una penosa costumbre veraniega que por desgracia sigue siendo demasiado habitual. Queremos decirte que, por favor, no lo hagas, ¡él nunca lo haría!