Aquí, en el hemisferio norte, será el 23 de septiembre cuando en este año 2019 llegue el otoño. Cambio de estación que anuncia un cambio de rutinas, un cambio en tu vida. Así pues, es el fin oficial del verano y con su marcha llega la plena actividad. El ruido del tráfico, las colas en los comercios, el transporte público lleno…además hay que añadir los cambios de temperatura, los horarios otoñales, la reducción de horas de sol, etc. En fin, el otoño ha llegado y hay que darle la bienvenida. Por eso hoy vamos a darte unos consejitos para que tú y tu hogar llevéis este cambio de estación de la mejor forma posible y que disfrutéis de sus momentos.

El estilo decorativo en otoño

 Nada cambia hasta que cambia. Por ello es bueno aprovechar los tránsitos de una estación a otra para alternar de estilos, implementar nuevas tecnologías en casa, realizar reparaciones o poner apunto tu hogar. En definitiva, son días muy oportunos para cambiar o mejorar la decoración de tu hogar adelantado a la nueva estación del año.

Tu hogar puede tener una marcada influencia de una tendencia estética concreta. Esto va depender de, en primer lugar, tus gustos, las modas vigentes en el momento que decoraste tu casa, tu presupuesto, la arquitectura y repartición de espacio propia de tu hogar, entre otros. Por ello, puede que tu hogar siga un estilo más escandinavo, bucólico, minimalista, barroco, vintage, clásico, moderno, industrial, rústico, urbano y un largo etc., puesto que los estilos varían muy rápidamente y existe una gran cantidad de propuestas y tendencias que no dejan de sorprendernos. Cuando uno consulta las revistas de interiorismo y decoración, puede sentirse abrumado de la cantidad de información y de estilos distintos que existen y la velocidad con la que van cambiando de características y de nombre. Por ello, a veces, no es nada fácil mantenerse a la última.

 

 

 

 Consejos para tu casa este otoño 2019

 

 1.-Decoración otoñal para el hogar.

Aprovecha el cambio de estación para usar materiales más otoñales. Estrictamente no hay un material más otoñal que otro, pero si es cierto que el otoño nos remite a ciertas cosas que tiene que ver con el fin de ciclo, el fin del verano, la caída de las hojas de los árboles, el preludio del invierno, el retiro, etc. Muchas veces podemos decorar la casa de una forma, digamos, más otoñal. Por ello, en otoño es buen momento para dejar a los materiales ser los protagonistas, usando las propias cualidades del material como elemento decorativo. Así, puedes usar muebles u objetos donde el cemento o el hormigón aparezca sin esconderse o que la madera aparezca casi sin trabajar, con una superficie más natural.

2.- Colores naturales en tu casa.

Ahora mismo es muy habitual ver este tipo de colores en las paredes. Es decir, colores que tienden al azul, al amarillo, al verde o el rojo. Tonalidades potentes pero sobrias. Para este otoño pueden ser una buena opción si necesitas pintar alguna parte de tu casa. Busca una tonalidad que sea cálida, para conseguir un estilo más hogareño y caluroso. Durante el otoño pasamos más tiempo en casa y es muy confortable tener zonas cálidas en casa para escapar de frío. También es verdad que puedes, en otro lugar de la casa, implementar un color más vivo para alternar y conseguir un contraste armonioso que te sirva para tener un hogar equilibrado donde pasar el día.

 

 

 

4.-Optimiza tu hogar para el cambio de temperatura.

Esto se puede hacer de muchas maneras. La primera medida que hay que tomar si aún no lo has hecho, es tener bien aislada la vivienda. Si no es el caso, contacta con unos profesionales para realizar la reforma pertinente, tanto si tienes que cambiar las ventanas porque se han deteriorado y tienen fugas, como si tienes que cambiar el aislamiento de la vivienda en tejados, pared, etc. En todo caso, si partimos de la base que el aislamiento está bien, otoño es un buen momento para cambiar los textiles del hogar de verano por unos más calurosos. Así pues, es el momento de poner mantas, fundas de cojines, etc. Es muy importante que, para este otoño e invierno, pongas las cortinas con un tejido más grueso que en verano y utilices alfombras adecuadas para estas estaciones, es decir, gruesas. Las cortinas y las alfombras son los elementos textiles más importante para mantener la vivienda más calidad.