Vivir en un piso pequeño no significa que no puedas tener una decoración creativa y que solo debas conformarte con soluciones prácticas y clásicas. Así que, en cuanto a colores se refiere, sí, puedes pintar tu casa pequeña con tonalidades más allá del blanco. ¡Hay muchas más opciones! Y, desde Decomar hemos preparado una serie de recomendaciones para ti. 

 

¡Vamos allá!

 

Los colores que puedes utilizar para pintar una casa pequeña

 

Bien es cierto que, si tienes un piso de tamaño reducido, es conveniente apostar por colores claros. Estamos seguros de que conoces muy bien sus beneficios: aportan luminosidad a las habitaciones y amplían el espacio visualmente. Sin embargo, ¿esto quiere decir que tu única elección es pintar de blanco cada zona de tu casa? ¡Para nada! Y te lo vamos a demostrar con algunos ejemplos. 

 

Ahora bien, antes de ponerte manos a la obra, recuerda la fórmula 60-30-10 para combinar, como un profesional de la decoración, los colores. Según esta regla, debes escoger una tonalidad predominante, que ocupará el 60% de la estancia. Después, puedes utilizar un color secundario para utilizar en un 30% de la zona y, finalmente, el 10% estaría reservado a detalles que te ayudarán a dar un toque diferente de color, un acento. Por supuesto, no tienes que cumplir esta regla de manera estricta, simplemente es una orientación a la hora de escoger los colores. 

 

Finalmente, recuerda que la armonía en decoración lo es todo. De ahí que sea buena idea mantener las mismas tonalidades a lo largo de toda la casa y no pintar cada habitación de un color diferente. Con esto lo que conseguirás son ambientes recargados y además con el paso de los días hay más probabilidades de que te acabes cansando de la elección. 

 

Ahora sí, veamos algunas recomendaciones de colores para pintar una casa pequeña

 

Blanco, el eterno clásico

 

Sabemos que has llegado hasta aquí para conocer nuevos colores con los que pintar tu casa pequeña, pero no podemos empezar la recopilación sin hablar del blanco, porque se trata de una de las tonalidades más usadas en todo tipo de viviendas. Piensa que aporta calidez, luminosidad y armonía. Además, genera ambientes hogareños y relajantes. 

 

Además, si lo que quieres es innovar y buscas una decoración más atrevida, puedes combinarlo con otros. Por ejemplo, ¿qué te parece incluir unos detalles en negro? Así le darás un toque mucho más moderno a la estancia. Del mismo modo, también tienes la opción de decantarte por el gris, si buscas elegancia o por otras tonalidades como el azul o el rosa. 

 

Pero, por más vueltas que le queramos dar, el blanco es una de las mejores alternativas para la base predominante de tu piso pequeño. Por supuesto, si no te gusta, puedes utilizar colores neutros como el beige o el amarillo pastel. 

 

Beige, si quieres un toque elegante

 

Ya te lo adelantamos en el punto anterior, el beige es igualmente una tonalidad base que puedes usar en tu piso pequeño. Por supuesto, si lo prefieres, también te sirve como color secundario. El beige aportará distinción y elegancia a las estancias y, para el toque estrella, puedes combinarlo con dorado. Tal vez un espejo con un marco de este color, unos cojines o unos jarrones. ¡Quedará espectacular!

 

Gris, discreto y muy nórdico

 

Si eres amante del estilo nórdico, el gris es tu color. Ahora bien, debe ser claro, de lo contrario los espacios parecerán más pequeños de lo que son. Bien utilizado, ampliará visualmente la estancia y aportará mucha luminosidad. 

 

Esta tonalidad le dará a tu casa calidez sin perder ese toque moderno que estás buscando. De hecho, se trata de una de las grandes tendencias en decoración de la temporada y queda fenomenal con muebles diseñados en materiales naturales, como la madera. ¿Te animas?

 

Azul, para los más atrevidos

 

No, no te vamos a aconsejar pintar de azul todas las estancias, pero sí quieres, puedes darle un toque de color diferente a tu vivienda pequeña dejando, por ejemplo, una pared de este color. Al contrario de lo que pueda parecer, genera un ambiente relajado y sereno al mismo tiempo que dinámico y muy elegante. 

 

¿Una opción? Pintar el pasillo o una pared de la habitación o del estudio. ¡Atrévete!

 Con el azul se generan ambientes llenos de serenidad, por lo que es una buena alternativa para pintar pisos pequeños

El rosa es tendencia

Al igual que el azul, el rosa es una gran opción como color secundario. Evidentemente, si pintas toda la casa, puede ser demasiado, pero para pequeñas zonas es ideal y ofrecerá a las estancias unos detalles muy frescos y juveniles. Así que, si no te convence el azul para el pasillo o una pared de la habitación, ¿cómo ves el rosa? Puede ser en tonos pastel, pero también en tonalidades un poco más fuertes. La clave está en saber medir bien las proporciones. ¡Recuerda la regla 60-30-10!

 

Y hasta aquí nuestra recopilación. ¿Qué te parecen estos colores para pintar tu casa pequeña? ¿Te hemos convencido? Estamos seguros de que cualquiera de ellos conseguirá renovar por completo las estancias y la decoración interior de tu vivienda. Y, recuerda, si quieres que te ayudemos en la reforma o el interiorismo de tu casa, contáctanos. Nos encantará ponernos manos a la obra para que tengas la casa de tus sueños.