Como bien sabes una calefacción es algo que no puede faltar en una casa y, hoy por hoy, hay que apostar por utilizar un sistema de calefacción sostenible. Sin embargo, todavía existen muchas viviendas que no tienen un sistema de calefacción instalada, sobre todo aquellas que tienen más años y todavía no se han reformado.

En todo caso, hoy día, una calefacción es algo fundamental en una vivienda. Ahora, que llegó el mal tiempo, es cuando más nos damos cuenta de la suerte que tenemos de poder calentarnos con un sistema de calefacción bueno y una casa aislada convenientemente que conserva bien el calor.

Si quieres saber más sobre la calefacción sostenible sigue leyendo.

La calefacción sostenible, una opción real

Muchas veces es un poco complicado definir exactamente eso de “sostenible”. A menudo pensamos que lo “sostenible” no contamina en absoluto. Esto, no es exactamente así. Hay que decir que en muchos casos se aplica el término sostenible cuando se consigue disminuir la contaminación que se generaba. Así pues, cuando hablamos de la calefacción sostenible nos referimos a esas opciones en la elección de un sistema de calefacción que bien no contamina o disminuye sustancialmente la contaminación generada por otros medios.

Calentar la vivienda, un importante gasto energético

Actualmente, alrededor de la mitad del gasto en energía que realizan las familias en nuestro país, se utiliza en calentar la vivienda. Por ello es fundamental utilizar algún tipo de calefacción sostenible para reducir la contaminación. El despilfarro energético y el gasto económico que esto genera, tanto a tu bolsillo en particular como a la sociedad en general, es enorme.

radiadores para casa

Energías renovables

Los tipos de calefacción que pueden considerarse sostenibles están muy vinculados con el desarrollo de energías renovables. El uso de energía para usar las calefacciones durante el invierno es una parte fundamental del gasto energético. Por eso no paran de buscarse soluciones para que se mejore el rendimiento y gasto energético. Aquí te mostramos unas cuantas opciones a tener en cuenta cuando vayas a realizar la reforma de tu vivienda o, simplemente, estés pensando en modernizar tu sistema de la calefacción por uno más sostenible y ecológico.

Entonces, ¿cuáles son los sistemas de calefacción sostenibles?

Algo que nunca te dejará solo es un radiador, ¡pero atención!, busca un radiador que sea de bajo consumo. Sí, ya existen. Así que ya puedes regalar o llevar a tu tienda de segunda mano tu viejo radiador, ese que te regaló tu madre pero que ya funciona fatal. Aprovecha para comprarte uno más nuevo, con mejor diseño, mejor rentabilidad, eficaz y sostenible. Si no vives en una vivienda con un sistema de calefacción instalado este, ¡es un buen recurso (sostenible 🙂 )!

energía solar

Un sistema de calefacción solar es una buena opción para conseguir energía renovable para tu vivienda. Con estos sistemas podrás reducir el consumo de otro tipo de fuentes energéticas no renovables como el gas. Existen también sistemas calefacciones solar térmico que ya cubren en un 90% -%100 las necesidades energéticas de una vivienda.

Por otro lado, también existe la calefacción geotérmica. La energía geotérmica se aprovecha del propio calor que proviene del interior de la tierra para conseguir energía. Se trata de una fuente energética renovable y sostenible. Existen sistemas de calefacción geotérmicos muy eficientes adecuados para instalar en viviendas, aunque, este método, es también bastante caro.

Otra forma de calentar la vivienda de forma más sostenible y bastante común actualmente, son las calefacciones de biomasa. Básicamente lo que cambia en este tipo de sistemas de calefacción es el combustible. En este caso se utiliza un material que procede de la biomasa. Es una forma muy ecológica y sostenible de calentar tu hogar.

Pero, ¿qué es la biomasa? ¿lo sabes?

Cuando nos referimos a la biomasa estamos hablando de residuos vegetales. Hoy en día este tipo de calefacciones funcionan con pellet un combustible más eficiente que la madera (la de toda la vida).

¿Qué es el pellet?

El pellet es un tipo de material realizado a partir de residuos vegetales como pueden ser el serrín, restos de madera comprimido de origen diverso, restos de frutas, plantas, etc. Todos estos restos se comprimen y crean una especie de conglomerado en forma de granos o píldoras a los que llamamos pellet.