¿Sabías que los españoles solemos vivir en pisos que oscilan entre los 70 y los 90 metros cuadrados? Un espacio que se reduce todavía más en las grandes ciudades, donde no es raro tener un apartamento de 40 metros cuadrados. Por todo ello, desde Decomar te traemos los mejores consejos para decorar pisos pequeños de una manera sencilla. 

 

Como verás a continuación, tener una vivienda de tamaño reducido no es ningún hándicap para conseguir una casa que parezca más amplia. Lo importante será la organización y, por supuesto, la elección de colores y tipo de mobiliario. 

 

¿Quieres saber más? ¡Te lo contamos todo!

 

5 ideas para decorar pisos pequeños y ganarle la batalla a los metros cuadrados

 

Para conseguir que una vivienda de pocos metros cuadrados se convierta en un espacio amplio y luminoso, basta con dar rienda suelta a la imaginación y, por supuesto, pensar muy bien en la disposición de todos los elementos. Como sabes, cada centímetro cuenta, por lo que se hace necesario aprovechar cada hueco disponible. Además, también es fundamental saber escoger correctamente las tonalidades que utilizarás en tu casa o los muebles que formarán parte de cada estancia. ¿No sabes por dónde empezar? Tranquilo, porque aquí te dejamos 5 consejos para decorar pisos pequeños. 

 

Colores claros, siempre

 

Los tonos oscuros empequeñecen los espacios, mientras que los colores claros aportan luminosidad y, por tanto, amplían visualmente cualquier zona. Pero, ¿esto significa que solo vas a poder utilizar el blanco? ¡Para nada! Existe una variada gama cromática de colores claros por los que te puedes decantar, eso sí, te recomendamos que escojas uno como principal y, si lo deseas, lo combines con alguna que otra pincelada de color para dotar a la habitación de una mayor versatilidad. 

 

Este primer consejo no solo se aplica a las paredes, también al color del suelo o de los muebles. Lo ideal es que huyas de los más oscuros y te centres en los claros. Un truco, si no tienes opción a cambiar el pavimento, es decorarlo con alfombras de tonos claros. 

 

Poco mobiliario

 

Uno de los errores más comunes a la hora de decorar pisos pequeños es llenar las estancias de muchos mini muebles. Esto lo único que conseguirá es encoger todavía más la vivienda ya que el cerebro estará expuesto a multitud de distracciones visuales y, por tanto, percibirá la zona como más pequeña. De hecho, es algo que también ocurre con viviendas más grandes, si las llenas de demasiados muebles, se empequeñecerán. 

 

¿Qué hacer entonces? Apuesta primero por hacer un ejercicio de síntesis y escoger únicamente los muebles que necesites. Ni más ni menos. Y, después, no te preocupes por su tamaño. No tienen por qué ser diminutos, con que respeten las proporciones de la zona es más que suficiente. 

 

Además, también es conveniente que sean ligeros. De hecho, si son polivalentes y tienen múltiples funciones… ¡todavía mejor!

 

En busca de los espacios diáfanos

 

Lo mejor para decorar pisos pequeños es eliminar barreras. De esta manera se verá mucho más amplio. Por ejemplo, puedes contar con una cocina abierta o, si tienes dos habitaciones diminutas, deshacerte de las divisiones y quedarte con una. Para separarlas existen un sinfín de opciones en el mercado, como paredes móviles que te servirán para delimitar los espacios. 

 

Además, otra idea es cambiar las puertas convencionales por otras correderas o utilizar armarios empotrados. Todo esto hará que ganes más espacio y que las zonas de paso sean mucho más cómodas para todos los habitantes de la casa. 

 

La luz natural, tu gran amigo

 

Es importante que priorices al máximo la iluminación natural y, para ello, conviene que no obstaculices el paso de la luz con muebles delante de las ventanas o con cortinas pesadas y opacas. 

 

En cuanto a la iluminación artificial, intenta evitar las lámparas de pie y cámbialas por focos, plafones o lámparas de mesa. 

Aprovecha cada centímetro de tu casa

El almacenaje vertical es una gran opción para ganar espacio en los pisos de dimensiones reducidas

Muchas veces, a la hora de decorar el interior de una vivienda solo se piensa en metros cuadrados y no en metros cúbicos. Vivimos en un espacio tridimensional, algo a tener en cuenta en las casas pequeñas. 

 

Así, un ejemplo, es apostar por el almacenaje en vertical. De esta forma tendrás un espacio extra para guardar tus cosas. ¿Otra idea? Crear en la habitación un altillo en el que ubicar el dormitorio. ¡Imaginación al poder! 

 

Finalmente, también es buena idea (aunque a priori resulte más caro) contar con muebles hechos a medida. Piensa que así se puede aprovechar cada rincón al máximo. 

 

Como ves, es posible decorar una vivienda pequeña y estamos seguros de que con estos consejos tú también conseguirás crear un piso visualmente amplio, diáfano y lleno de luz. Por supuesto, si necesitas ayuda con la decoración o el interiorismo de tu vivienda, no dudes en contactar con Decomar. Estaremos encantados de escucharte y asesorarte en todo lo que necesites y en diseñar el hogar de tus sueños.