flor en primavera

Falta poco menos de dos semanas para la llegada de la primavera y no podemos disimularlo, ¡lo estamos deseando! Para que estas dos semanas pasen volando y sean fructíferas vamos a dedicarlas a ir preparando el recibimiento de esta estación del año tan especial.

Como en cada cambio de estación hay que acondicionar un poco la casa para prepararla a la nueva climatología y también hacerla más cómoda para ti. Además, siempre podemos aprovechar a cambiar la decoración y, por qué no, hacer alguna reforma o reparación.

¿Por qué es importante preparar nuestro hogar para la primavera?

Con la llegada de la primavera las temperaturas aumentan y las horas de luz también. Así que es momento de aprovechar mejor la luz e ir apagando la calefacción. Aunque la primavera puede ser también muy lluviosa y húmeda, lo normal es que las temperaturas aumenten.

¿Tú casa tiene jardín?

Si tu casa tiene un jardín, un pequeño terreno o finca, sí que vas a notar bien la llegada de la primavera. Es la época en que plantas y árboles florecen por todas partes, todo se llena de flores y puedes disfrutar de colores y olores que durante el invierno no existen. La primavera es toda una explosión de sensaciones para tus sentidos.

Si eres de los afortunados que tienen un espacio verde en casa, aunque sea una terraza, es el momento de prepararlo.

¿Cómo poner a punto tu hogar para la primavera?

Es el momento de desatascar desagües y tuberías que durante el invierno y otoño por falta de uso hayan acumulado muchos sedimentos y residuos poco deseables. Ten en cuenta que con la subida de temperatura todo el material orgánico que no recojas de tu jardín provocará un mayor olor. Así que aconsejamos que recojas bien todo el exterior de tu casa.

Otro detalle importante antes de la llegada de la primavera es revisar todos tus maceteros y reemplazar aquellos que consideres necesarios. Tanto si tienes maceteros, jardineras de cualquier tipo, estanterías para plantar o cualquier otro dispositivo para poner plantas, es probable que después del duro invierno hayan sufrido bastante y necesiten reparaciones.

Como en cada estación aconsejamos que aproveches para hacer una limpieza general, ordenar y reorganizar toda la vivienda. Sobre todo, es conveniente deshacerse de aquello que consideres innecesario para no perder espacio vital en la vivienda y hacer que tu vida sea más cómoda. Poco a poco se acumulan trastos que quedan en desuso, así que busca un momento y revisa todo aquello que ya no utilices. Por supuesto, antes de tirarlo, aconsejamos que regales o les busques una segunda vida a todo lo que ya no uses.  En caso de electrodomésticos o materiales contaminantes deposítalos en un punto limpio habilitado para ello.

casa de primavera

Sillas y mesas de jardín

Si todavía no tienes mesas y sillas para tu jardín o cualquier otro tipo de asiento para exteriores vete ya a buscarlo. Es lo mejor de la primavera y el verano, tener tu rinconcito donde relajarte y disfrutar del exterior sin salir de tu casa.

Así que ya sabes, empieza a limpiar las sillas y mesas que guardaste el año anterior y tenlas a mano para colocarlos cuando salga el sol.

Aire acondicionado y ventanas

A lo mejor no tienes problemas de calor, pero es una buena temporada para revisar tu aire acondicionado y tenerlo a punto para recibir la llegada de las altas temperaturas. Aunque la primavera no tienen por qué ser muy calurosa es probable que en algún momento lo necesites y, así, ya te queda preparado para el verano.

Además de limpiar y preparar la terraza, tienes que dejar que la luz fluya y penetre bien en el hogar. Es momento de revisar ventanas y limpiar sus cristales. Si tienes galerías con vidrieras o ventanales grandes en casa puedes empezar a limpiarlos y revisar si necesitan alguna reparación.

¡Y no te olvides de las cortinas! Si tus cortinas son muy invernales y gruesas es mejor que las cambies y pongas algo más acorde con la nueva estación del año que comienza. Aprovecha y busca un diseño más colorido y primaveral con telas más frescas que le den al hogar un toque de alegría y energía. Así conseguirás que la casa acumule menos calor y que la luz transite mucho mejor, ¡es el momento de hacer la fotosíntesis y disfrutar de la luz!