Ya llegan los Reyes

Si hoy no estás muy ocupado preparando todo para recibir a los Reyes Magos de Oriente quizás puedas llegar a tiempo para leer estas palabras antes de que pasen por tu casa. En todo caso esperamos que disfrutes de la llegada de las Altezas Reales. Han hecho un largo viaje y por ello se merecen que los recibas como se debe. Así que reúne a los más pequeños y sal a la calle a buscarlos, te están esperando. Hoy podrás verlos en las cabalgatas de tu ciudad, no te la pierdas, es una ocasión única.

Hasta el año que viene

Cuando ya parece que no tienen fin, las fiestas navideñas llegan a su ocaso, es el día de los Reyes Magos. Atrás quedan largas comilonas e interminables horas de sobremesa, reencuentros, discusiones familiares y calurosos abrazos, ¡así son estas fechas! El día seis de enero se clausuran oficialmente las fiestas, son la guinda del pastel de muchas celebraciones. También es un día muy especial, ¡no todos los días llegan los Reyes Magos! Tardarás un año en volver a ver a nuestros amigos de oriente, así que debes acogerlos bien y celebrar su llegada y, por supuesto, esto incluye tener bien preparada la casa para recibirlos, ¡no te olvides de dejarles un zapato y poner agua para los camellos!

Hora de cambiar la decoración de la casa

Se acaban las fiestas y parece que llega la calma, pero todavía falta una de las grandes tareas: recoger la decoración navideña y volver a poner todo en su sitio.

Volver a poner las cosas en su sitio tampoco es una obligación. Puedes aprovechar la circunstancia y, ya de paso, darle un nuevo aire a la decoración de tu salón o la casa entera. Además puede que los Reyes Magos te ayuden en la tarea 😉 . En todo caso es hora de empezar a eliminar las tonalidades propias de la casa en navidad, como por ejemplo: el color rojo, blanco, negro y verde. Ahora ya estamos en invierno y es momento de tonos propios de la época, busca gamas oscuras y texturas naturales más cálidas que den una sensación acogedora a tu hogar. En invierno pasamos muchas horas en casa y está bien sentirse cómodo en la madriguera.

 

Regalos para Reyes Magos

Guardar o no guardar esa es la cuestión

¿Has comprado demasiados adornos navideños y no sabes qué hacer con ellos? ¿ No tienes sitio para guardar todo lo que has comprado? La navidad es la época de los excesos y ya avisamos, hay que intentar que la navidad sea también la época del consumo responsable. Posiblemente no tengas sitio para guardar todos los adornos navideños. Nuestro consejo es que reserves un buen sitio en tus cajones o altillos para los clásicos y entrañables adornos que repites todos los años. Desgraciadamente muchos adornos acabarán en el cubo de la basura, por lo menos intenta que se puedan reciclar.

¿Qué hago con las plantas?

Esas plantas tan bonitas de color rojo no tienen porque estar exclusivamente en Navidad. Las plantas pueden ayudarte a decorar la casa todo el año, además de ser una agradable compañía. Posiblemente muchas de ellas vayan cambiando de color a lo largo del año y no causen esa impresión tan navideña. Así que consérvalas y cuídalas.

 

Pinos nevados en invierno

 

La vuelta al cole

A partir del día ocho de enero todos volvemos al cole. La rutina empieza de nuevo y hablarás en el trabajo de lo que hiciste estas navidades: tu maravilloso viaje de fin de año, los reencuentros con los amigos que sólo ves en Navidad, etc.

Síndrome postnavideño

¿Pensabas que solamente existía el síndrome postavacional? Pues no, también existe el síndrome postnavideño y, si no, nos lo inventamos. Sabes de sobra a qué nos referimos. Prepárate para el síndrome postnavideño y tómatelo con alegría. Aunque estés deseando que pasen las navidades (algo también muy típico de estas fechas), siempre cuesta un poco volver a las rutinas. Acostumbrados al ajetreo de las navidades el invierno puede hacerse largo y solitario. Recuerda cuidar bien la casa para que sobreviva bien el invierno o te llevaras desagradables sorpresas.

Así pues esperamos que disfrutes mucho de la cabalgata y del día de Reyes. El día de los más peques de la familia, cuando todas las navidades cobran sentido.