Proyecto de interiorismo realizado en la zona de Coia, en Vigo. 

Nombre     Coia

Superficie  130.14 m2

Para la realización de este proyecto de interiorismo llevamos a cabo una reforma completa en un piso de 130 m2, se trata de una reforma integral que tiene por objeto la búsqueda de espacios optimizados con el máximo aprovechamiento. Para ello, se plantea un diseño completamente nuevo creando ambientes diferentes a los existentes en la vivienda actual, esto se consigue con una nueva distribución de las estancias, ampliando dormitorios y trasladando a una nueva ubicación los baños y la cocina.

Toda la vivienda se caracteriza por ganar espacios amplios y luminosos después de la reforma, gracias a los grandes ventanales en toda su fachada, a la iluminación, a la creación de particiones acristaladas en cocina, que junto con el efecto de los colores de los revestimientos y del mobiliario, que intensifican esta sensación.

Uno de los lugares más especiales diseñados en la vivienda, en este proyecto de interiorismo , es el ambiente que se genera entre el salón y la cocina, dos zonas separadas por una gran vidriera a medida, de forja con perfilería negra, que da acceso a la zona de cocción. Sin embargo, el diseño y la disposición de esta singular carpintería logra generar un espacio en conjunto, conectado entre sí, consiguiendo que ambos espacios permanezcan en contacto continuo.

Con la reforma de la cocina, se sigue manteniendo la pureza de la decoración interior del resto de la vivienda a través de la elección de colores claros y neutros, y líneas limpias. En ella se proyecta una gran isla central con espacio de trabajo y de descanso, compuesta por una encimera de Silestone y unos módulos de cocina que varían su acabado entre madera y blanco brillo. Frente a la isla, se sitúan el resto de módulos que componen el frontal de mobiliario de la cocina, en este caso, únicamente se proyecta un acabado blanco brillo que destacará frente al acabo cromo de los electrodomésticos y las baldas decorativas en madera.