Estupenda casa para veranear

Esta semana mucha gente ha comenzado las vacaciones. Después de la operación salida del fin de semana hoy ya estamos en plenas vacaciones disfrutando de las playas, parques naturales, paisajes maravillosos, estupendos campings y hoteles, etc.  Atrás dejas las rutinas domésticas, las prisas, el estrés y los problemas cotidianos para relajarte y disfrutar de las vacaciones bien merecidas que llevas todo el año esperando.

Por ello queremos hablarte de algo muy importante cuando realices tus viajes, tu huella turística.  Hoy en nuestro blog te daremos algunos consejos sobre cómo abordar este fenómeno tan común en la actualidad.

Si quieres conocer los consejos de Decomar para este verano sigue leyendo.

 

Paraiso para descansar

Consejos para un viaje sostenible

Por supuesto los consejos que vamos a darte para viajar durante tus vacaciones tienen como objetivo que tus vacaciones sean lo más sostenibles posibles y respetuosas con el medio ambiente. Para conseguir esto cuando viajes debes disminuir al máximo tu huella turística.

Relájate durante tus vacaciones

¿A qué llamamos huella turística?

La huella turística es el rastro que dejas en un lugar cuando lo visitas como turista. Es decir, el impacto que generas en el destino después de tu viaje.

El turismo es una actividad en boga que genera muchos ingresos y empleos pero que también puede tener un impacto negativo cuando no se racionalizan los recursos y la actividad turística genera un impacto negativo en el entorno y medio ambiente.

 

 Disfruta de calor en la playa

Por eso es muy importante que cuando viajemos nos informemos de qué tipo de viaje vamos a hacer y si se respeta, con nuestra actividad turística, el entorno y patrimonio del lugar al que viajamos. No siempre es fácil saberlo de antemano. Es complicado informarse hasta qué punto nuestra presencia puede tener consecuencias negativas.

Lo más importante para reducir tu huella turística es evitar lugares masificados. La sobre explotación y masificación de destinos turísticos es muy perjudicial a largo y corto plazo y es lo que provoca una mayor huella turística.

¿Cómo viajar?

Es cierto que el avión es el método más rápido y cómodo, pero también es muy contaminante. Produce muchas emisiones de CO2 a la atmósfera. Por eso no conviene abusar. Ya sabemos que muchas veces es inevitable y los más racional. Pero recuerda que también existen formas de transporte alternativos. Algo muy económico y mucho más respetuoso con nuestro entorno es usar transportes compartidos, públicos o privados. Compartir coche, por ejemplo, es un muy buen método para reducir la contaminación y el gasto energético innecesario. Si vas a viajar en coche plantéatelo, siempre puedes llevar a alguien contigo.

Un hotel sostenible

Si quieres que tu huella turística sea la mínima tendrás que buscar un alojamiento sostenible. Por eso es importante no entrar en alquileres de pisos o habitaciones baratos que pueden estar contribuyendo a especular con los precios del mercado inmobiliario del lugar. Hay más alternativas, cada vez existen más alojamientos ecofrienly en los que el consumo de recurso es más responsable. Busca un alojamiento ecofrienly allí donde vayas.

¿Te gusta la naturaleza? Pues respétala

Esa es la clave. Mucho cuidado con la flora y la fauna cuando vayas de vacaciones a destacados santuarios naturales. Respeta los animales que veas y no modifiques la flora. Aunque veas plantas y animales que te encantan déjalos allí, esa es su casa y es donde deben estar.

Por supuesto no dejes las basura ni desperdicios en el lugar, lleva siempre contigo una bolsa de basura para poder transportar los desechos. En el caso de los fumadores este trabajo será el doble. Si fumas llévate un cenicero portátil para no dejar las colillas tiradas. Muchas veces no hay ceniceros, incluso en lugares de zonas urbanas.

Las cremas solares

En lugares masificados, por ejemplo, en playas, donde mucha gente se baña la crema solar puede convertirse en un contamínante. Búscate una crema ecológica que no perjudique el medio ambiente.

Así mismo, mucho cuidado con el sol no es conveniente pasar demasiadas horas expuesto al sol. Si pasas muchas horas en la playa o similar, llévate una sombrilla u otro útil para refugiarte lo más posible del sol y su impacto directo.

Por supuesto no te olvides de tus pilas recargables y de reciclar allí donde vayas, así como no excederse con el consumo del agua en lugares en los que hay escasez. Curiosamente muchos destinos turísticos masificados están en lugares en los cuales este bien escasea. Recuerda en dónde estás.

Tus vacaciones pueden ser así

Si todavía no estás de vacaciones no desesperes, en agosto te tocará a ti, y podrás desconectar unos días. Disfruta del verano, ¡te lo mereces!