5 consejos para tu jardín este verano

 

El verano, además de sol y playa, también es sol y jardín. Llevas todo el año preparándolo y, ahora que llega, disfrutarás de él más que nunca. Con los días de calor y buen tiempo lo utilizarás para comer, cenar, merendar, desayunar, tomar el sol, relajarte leyendo o escuchando música y, si tienes piscina, dándote un bañito. Eso sí, no debes despistarte y pensar que, porque sea verano, tu jardín está de vacaciones.

 

1.- Cuida tus muebles

 

Es la hora de sacar tus muebles si no los habías sacado ya. Es conveniente limpiar los muebles de exteriores con frecuencia. Al estar fuera sufren mucho y también se ensucian rápidamente. Así pues, revisa que la tornillería no esté oxidada y que los elementos de metal están en buen estado. Si tienes muebles (sillas, mesas, etc.) metálicos fíjate bien que la pintura se mantenga en buen estado. En caso de que la pintura se le caiga posiblemente empiece a oxidarse y deteriorarse por esas zonas. Cada cierto tiempo una manita de pintura no les viene nada mal. En el caso de que los muebles sean de madera, la humedad, el sol y el viento los va deteriorando poco a poco. Así que fíjate en el estado del barniz y no dejes que llegue a desaparecer y estropearse del todo, antes de volver a barnizar.

 

 

2.- ¡Agua, mucha agua!

 

A lo mejor el cambio climático nos sorprende, pero lo normal es que este verano las temperaturas sean altas. Por ello necesitarás regar más tu jardín y, posiblemente, abonar un poco. Habla con tu jardinero o consulta un profesional para ver los cuidados exactos que necesitan tus plantas. Esto puede variar según lo que tengas plantado, pero en general tendrás que regar más de lo habitual. Eso sí, recuerda regar siempre a las horas, nunca a pleno sol, se riega a primera o última hora del día.

Hay muchos sistemas de regadío, puedes pasearte con tu regadera e ir echando agua a cada planta por separado, también puedes hacerlo con manguera o utilizando algún sistema de regadío como aspersores, etc. Los sistemas de regadío son más cómodos, sí, pero también hay que mantenerlos. Así que revisa periódicamente los aspersores y asegúrate que el agua llega a donde tiene que llegar. Usar la regadera de toda la vida, la manguera o aspersores dependerá fundamentalmente del tamaño de tu jardín. Ciertamente un buen sistema de regadío es mucho más cómodo y da menos trabajo que estar llenando regaderas y cubos para regar el jardín.

 

3.- Mantenimiento de las plantas

 

Aunque el verano no es la época de podas sí que necesitan un pequeño mantenimiento. Para ayudar su buen estado de salud es conveniente ir eliminando malas hierbas, retirar flores y hojas marchitas, recortar ciertas ramas para favorecer su crecimiento sin llegar a hacer una gran poda dado que no es la época y esto podría debilitar mucho tus plantas al dejarlas indefensas frente a plagas propias del verano.

 

 

4.- ¡Las plagas!

 

El rompecabezas del verano. Durante estas fechas debido al calor son muy comunes la plagas en las plantas. Por eso conviene, como ya citamos en el apartado anterior, mantenerlas en buen estado. Las plagas se pueden controlar con pesticidas o soluciones naturales, en todo caso, consulte con un experto en cada caso, ya que, según el clima, la especie y el tipo de plaga hay que tomar medidas concretas. Mucho cuidado con podar en exceso y regar más de la cantidad necesaria. Estos dos factores favorecen la aparición de plagas.

 

5.- Mantener bien tu césped

 

El mejor amigo de las tardes de verano y primavera es el césped. A todos nos gusta tener un lugar donde echarnos en la hierba y relajarnos. Un césped en nuestra casa nos aporta mucha frescura los días calurosos, por ello esa sensación tan agradable cuando hace calor y lo pisamos. Sin embargo, nuestro amigo verde tiene que tener un buen mantenimiento todo el año y, por supuesto, también en verano.

Para que tu césped se mantenga en óptimas condiciones debes regarlo regularmente, pero tampoco en exceso, para así evitar las dichosas plagas. Con que mantengas el césped a una altura de no menos de 5 centímetros es suficiente, eso sí es conveniente segarlo a menudo, con una o dos veces por semana es suficiente.

 

2019-06-28T14:24:37+01:00junio 28th, 2019|Sin categoría|