La eficiencia energética no solo es buena para cuidar el medio ambiente, sino que también es una excelente opción para ahorrar dinero. De hecho, ¿sabías que puede conseguir un ahorro de hasta un 40% en energía? 

 

Actualmente, esta es una de las tendencias dentro del mercado inmobiliario y, desde junio de 2013 es obligatorio que todas las viviendas construidas antes de 2007 que se destinen a la venta o al alquiler tengan el certificado de eficiencia energética. Además, tienes que saber que desde 2020, la Unión Europea pide que las nuevas construcciones sean edificaciones de consumo casi nulo. 

 

Como ves, se trata de un tema importante, pero, más allá de esto, existen numerosas acciones que puedes llevar a cabo de manera sencilla en tu hogar para mejorar la eficiencia energética y lograr un espacio más respetuoso con el planeta y que reduzcas el coste en tus facturas. 

 

¿Quieres saber cómo? Presta atención, ¡te lo contamos todo!

 

Beneficios de la eficiencia energética

 

Disminuir el consumo energético te ofrece numerosas ventajas:

 

  • Te permite ahorrar hasta un 40% en tus facturas de luz o electricidad.
  • Consigues espacios de mayor habitabilidad. Por ejemplo, que existan habitaciones más húmedas o frías que otras.
  • Mejorar la eficiencia energética también aumenta la insonorización de la vivienda. De este modo, el ruido exterior o del resto de vecinos será menos molesto.
  • Casas respetuosas con el medio ambiente

 

¿Qué puedes hacer para mejorar la eficiencia energética en la vivienda?

 

Tal y como te comentamos, son muchas las acciones que puedes llevar a cabo para lograr una vivienda energéticamente eficiente que te ayude a aportar tu granito de arena en la lucha contra el cambio climático y que, además, te sirva para bajar el consumo en tus facturas. 

 

La importancia del aislamiento

 

Para mejorar la eficiencia energética de tu hogar es conveniente que apuestes por el correcto aislamiento de la vivienda. De esta manera evitarás fugas de calor o de frío y, por tanto, el consumo de la calefacción o los sistemas de ventilación aumentarán. 

 

Una idea es utilizar ventanas de doble cristal y escoger unas persianas adecuadas, con unos cajetines acondicionados. ¿Otro consejo? Cerrar ventanas, cortinas y persianas por la noche te ayudará a evitar que el calor se escape. 

 

Atento al certificado energético de los electrodomésticos

 

Este es otro de los aspectos a tener en cuenta para incrementar la eficiencia energética de tu casa. Es importante que, cuando adquieras un nuevo electrodoméstico, te fijes en su calificación. La escala abarca de la A a la D e incluye tres niveles más: A+, A++ y A+++. Pues bien, los más eficientes son, precisamente, estos últimos. 

 

Así, además de ver ofertas y precio, es fundamental que escojas aquellos que tengan una mejor calificación ya que, aunque sean un poco más caros, a largo plazo serán más rentables.  

 

Iluminación y luz artificial

 

Evidentemente, siempre que sea posible, es bueno decantarse por la luz natural. No solo te dará espacios más acogedores y hogareños, sino que además te permitirá ahorrar en el gasto de la luz. Potencia siempre que puedas esto y diseña estancias en las que prime la luz natural. 

En cuanto a la luz artificial, recuerda que la tecnología LED es mucho más eficiente que otro tipo de bombillas incandescentes. Además, en las zonas en las que la luz está encendida durante mucho tiempo, como en las cocinas, se debe utilizar tubos fluorescentes.

La tecnología LED es más eficiente que otras bombillas incandescentes

Desenchufar, mejor que apagar

 

¿Sabías que, los aparatos electrónicos, aunque estén apagados, siguen consumiendo? Es lo que se llama consumo fantasma o consumo vampiro. De hecho, se estima que consumen hasta un 15% respecto a sus condiciones normales. 

 

En este contexto, es bueno que, en vez de dejarlos en modo standby, los desenchufes. Un pequeño gesto con el que mejorar la eficiencia energética y ahorrar dinero. 

 

Unos grados menos de agua caliente hacen mucho

 

A mayor temperatura, mayor consumo energético. Si quieres apostar por tener una vivienda energéticamente eficiente, puedes bajar unos grados la temperatura, ya sea en la lavadora como en la calefacción y en el calentador. Verás como, a la larga, esto se traduce en una factura con un menor consumo. 

 

Mantenimiento de los radiadores

 

Un correcto mantenimiento de la calefacción puede conseguir que ahorres hasta un 15% de energía. ¿Y qué puedes hacer? Muy sencillo. Además de reducir la temperatura en el termostato, evita cubrirlos, ya que dificultarás su trabajo y, al menos una vez al año, púrgalos. De esta manera eliminarás el aire que se va acumulando en su interior y que penaliza su correcto funcionamiento. 

 

¿Qué te han parecido estos consejos para mejorar la eficiencia energética de tu casa? Estamos seguros de que si los pones en práctica notarás cómo baja el importe de tus facturas. 

En Decomar somos especialistas en certificación energética, por ello, si estás pensando en alquilar o vender una vivienda, no dudes en ponerte en contacto con nosotros para que valoremos la situación de tu inmueble y preparemos el documento. Además, si lo deseas, también nos encargaremos de reformar la vivienda para que sea lo más sostenible y eficiente posible.