Hoy es el día de San Valentín y, es probable, que desees celebrarlo con la persona que quieres. Si te has olvidado de preparar algo especial, no te preocupes, todavía estás a tiempo de sorprender a tu persona favorita decorando la casa para San Valentín.

A continuación, te damos una serie de ideas para que disfrutes del 14 de febrero.

Seas o no amante de los corazones, existen un montón de ideas que aportarán un toque romántico a tu hogar.

Veamos algunas de ellas.

 

Decoración para San Valentín

Para celebrar el 14 de febrero en casa, puedes empezar decorando tu hogar.

Como ya hemos anticipado, existen un sinfín de opciones de decoración que darán un toque romántico a tu casa.

No es necesario que llenes tu casa de corazones rojos, puedes optar por unas velas o unas flores.

Una buena opción es que coloques un par de velas aromáticas en la entrada de tu casa, ayudarán a crear un clima especial e íntimo.

Puedes colocar, también, unas velitas y flores en el dormitorio.

Cualquier flor natural dará un toque de color, aportará un sutil olor agradable y decorará de forma sencilla la estancia. Sin embargo, para esta ocasión, lo recomendable es utilizar rosas rojas para decorar tu casa por San Valentín. Aunque es un tópico, todos sabemos que la rosa roja es sinónimo de pasión.

 

decora con flores rojas

 

Guirnaldas y jarrones especiales

Si eres un romántico y no consideras suficiente decorar tu hogar con velas y rosas, puedes ponerte manos a la obra y crear guirnaldas para decorar los pasillos.

¿Cómo lo haces? Es muy sencillo, solo necesitas unas cartulinas, un lápiz, cuerda, tijeras y un poco de maña.

Dibuja con el lápiz la forma que más te gusta para crear la guirnalda, lo más habitual para el 14 de febrero son los corazones, pero siéntete libre y deja volar tu imaginación y creatividad.

Dibuja y, a continuación, recorta varias figuras iguales. Hecho esto, únelas con la cuerda y busca el lugar que más te guste para colgarla.

¿Crees que esto te llevará demasiado tiempo? No te preocupes, otra de las opciones que te proponemos es la creación de un jarrón especial.

Utiliza cualquier jarrón que tengas por casa, en caso de no tener ninguno puedes utilizar un tarro de cristal. Coloca en su interior ramas secas y pega, en las puntas de las ramas, pequeños corazones. Éstos puedes hacerlos tú mismo, con cartulinas, telas, etc. o puedes acercarte a alguna tienda de papelería y regalos y comprar pequeños corazones ya preparados.

El resultado es un adorno diferente, barato, original y, lo más importante, hecho con cariño por uno mismo.

 

Cena San Valentín en casa

Una vez tienes la decoración de tu hogar lista, es hora de pensar en la cena.

Una opción es preparar una cena romántica por San Valentín en casa. Tu cartera no se resentirá y, además, disfrutaréis de la intimidad que te garantiza celebrar este día en tu propio hogar.

Si eres todo un experto en la cocina ¡adelante! Sorprende a tu invitado con un menú elaborado, pero, si no eres un gran conocedor de los fogones, no te compliques y elige una receta sencilla.

Lo que no debes olvidar es el postre. En tu menú para el 14 de febrero no puede faltar un buen postre, lo hagas tú mismo o lo compres en alguna pastelería, el postre es un imprescindible.

 

Decora tu mesa por San Valentín

Una cena especial merece una decoración diferente.

Es importante aportar el toque romántico a nuestra mesa, que no la sintamos como la que utilizamos en nuestro día a día.

¿En qué debo centrarme para decorar mi mesa?

Elige una mantelería y una cubertería especiales, no utilices tus utensilios habituales.

Coloca un centro de mesa bonito o, en su defecto, unas velas que no sean demasiado grandes.

Decántate por la sencillez, esto consigue dar un toque íntimo.

Coloca algunos pétalos por la mesa, que no sean demasiados u obtendremos un ambiente muy recargado.

 

Regalos San Valentín

Puedes finalizar la velada en casa con un regalo. No es necesario invertir mucho dinero para tener un detalle por San Valentín, puedes preparar algo tú mismo.

Una buena idea es seleccionar varias fotos de momentos especiales que hayáis compartido y crear un álbum con ellas.

Puedes elegir las imágenes de los viajes que habéis hecho, en definitiva, selecciona fotos de ocasiones especiales que os hagan revivir esos momentos.

Otra opción para regalar el 14 de febrero es comprar o, mucho mejor construir, una tarjeta en la que le dediques unas bonitas palabras.

Puedes decantarte por una tarjeta totalmente romántica o puedes elegir un tono simpático y decirle lo que sientes sacándole una sonrisa.

regalo de san valentín

 

Por último, te proponemos una opción sencilla y dulce. Hazte con unas cuántas chucherías y combínalas para formar ramos de flores. También puedes colocar en un bonito tarro los dulces y utilizar el recipiente decorado como detalle por San Valentín.

 

En definitiva, lo importante de celebrar San Valentín no es el lugar ni el regalo sino la persona con la que compartes los momentos especiales.

¡Muy feliz 14 de febrero a todos!