espacios reducidos donde habitar

Dicen que el hambre agudiza el ingenio. La falta de espacio también. Es muy común que cada vez más los espacios que habitamos sean de tamaño reducido. Sobre todo si vives en una mediana o gran ciudad, verás que el espacio es un bien muy escaso. Tendrás, posiblemente, que acostumbrarte a desenvolverte en espacios mínimos y a sacarles el mayor rendimiento posible. El metro cuadrado se cotiza muy alto como para desperdiciarlo.

Estos límites espaciales, no deberían ser una traba para decorar y optimizar el espacio como se merece. Aunque claro está que cuando careces de espacio suficiente estás mucho más limitado.

A menudo en estos casos aparece la paradoja que, aunque aparentemente una estancia reducida debería ser mucho más fácil de decorar por ser pequeña se produce el efecto contrario. Precisamente los lugares más pequeños y reducidos son más difíciles de estructurar y amueblar.

Esto se  debe a que cuanto más reducido es un espacio y menos metros tenga tu vivienda tendrás que optimizar los recurso y conseguir sacarle a cada centímetro cubico mayor rendimiento. Es aquí, cuando se complica la historia. Un espacio reducido suele verse atrapado en esta contradicción. En este caso se repite la máxima minimalista de menos es más, más incordio si cabe.

En espacios reducidos hay ciertas cosas a evitar , otras a enfatizar y algunas a conservar.

muebles empotrados para economizar espacio

Cosas a evitar

Ten cuidado con introducir mucho ruido visual en la habitación o estancia. Ya sea por los elementos decorativos o por los muebles de carácter más funcional o el color de la pared, por poco que pongas se verá fácilmente.Esto en un espacio reducido puede producir mucho ruido. En consecuencia te producirá una sensación de incomodidad y de zulo que no es aconsejable.

Evita también los colores oscuros para las paredes, utiliza colores claros para ganar profundidad. Incluso puedes incluir espejos que ocupen una gran superficie de la pared o detrás de la puerta para que tu habitación tenga una atmosfera más diáfana y menos asfixiante.

muebles empotrados para economizar espacio

Algo que deberías evitar en un espacio pequeño son las puertas. Sobre todo las puertas de los muebles. Las puertas de entrada son más complicadas si quieres conservar algo de privacidad. Pero las puertas de los muebles pueden ser un buen incordio al abrirlas y reducir tu espacio vital mientras utilizas el mueble. Además simplemente el hecho de dejar la estructura del mueble a la vista da, de por sí, una mayor sensación de espacialidad, limpieza y ligereza. Visualmente son mucho menos pesados los muebles abiertos. Eso sí, si eliges esta opción, estas obligado a mantener un orden y limpieza constante.

 

Cosas a enfatizar

Dale más importancia a las esquinas. Utilízalas bien. En las esquinas puedes colocar muebles que funcionen como bisagras entre dos espacios. Así conseguirás una sensación de unidad y una buena armonía entre elementos, enfatiza la sensación de conjunto. Además, las esquinas suelen ser espacios muertos muy desaprovechados. Incluyendo muebles para esquinas economizarás mucho espació al tiempo que, sin quererlo, crearás un orden que ayudará a tu confort en el espacio.

Estos muebles pueden ser combinaciones de estantes o una estantería propiamente dicho. Si utilizas la longitud vertical del espacio conseguirás extenderla de forma que aprovecharás el alto de la habitación.

Otra manera de enfatizar las esquinas y ganar espacio es colocando algún sofá que tenga forma de esquina, o varios sillones que se adapten bien a las angulaciones. También existen multitud de muebles que ya vienen preparados para colocar en una esquina. Un mesa corredera, bancos, etc.

Cosas a conservar

A veces te puedes encontrar can gratas sorpresas en un espacio pequeño. Como por ejemplo muebles empotrados o fuentes de luz natural que le dan un toque especial.

Sácales el mayor partido a los muebles empotrados. Tal vez puedas modificar su interior para hacer que su capacidad aumente sin que su espacio total lo haga. Por supuesto conserva estos elementos, te ayudará a hacer un espacio más agradable aunque las dimensiones no acompañen.

En todo caso como muchas veces hemos aconsejado, repetimos: Acude a un profesional para que aconseje o ayude. Parece una tontería pero posiblemente en espacios reducidos sea cuando más necesitas una asistencia profesional para reformar, decorar o rehabilitar el lugar.

Aunque en la práctica esto no suceda a menudo, dado que económicamente puede que no sea rentable, te aconsejo que estudies bien como economizar el espacio cuando no dispongas de muchos metros.

espacios reducidos donde habitar