No puedes dormir con el calor

A todos nos encanta el verano. Sin embargo algunas cosas, además de la canción del verano, se vuelven un poco insoportables como por ejemplo el calor. Si algo molesta de

las altas temperaturas es que te impide conciliar el sueño. Un clásico de los países mediterráneos. Sabes de lo que hablamos.

En muchos lugares de la península, desde Ourense a Córdoba, las noches se vuelven insoportables.

 

¿Cómo dormir en verano?

Cuando llega el verano todos nos enfrentamos a una dura realidad: ¿cómo hacer para dormir? Es la estación de las hamacas, de los colchones en el balcón y las terrazas.

El verano es también la temporada del aire acondicionado y los ventiladores. Nos guste o no sabes que tenemos que agradecerles que existan. Mucho han mejorado tus veranos con

estos inventos, gracias a ellos es mucho más fácil disfrutar de la siesta y de la noche para dormir.

 

De poco nos va a servir realizar una gran reforma si cuando llegue el verano no somos capaces de dormir en casa. Mucha gente lo pasa fatal en verano precisamente por la falta

de sueño. Por ello hoy escribimos este post. Si eres de los que el calor te molesta para dormir, sigue leyendo.

En las próximas líneas te daremos algunos consejos para capear el temporal.

 

Consejos para dormir con calor

 

1.- La decoración es muy importante. Ya sabemos que no puedes cambiarlo todo cada estación. Pero por lo menos elimina los elementos que den más calor para mantener fresca

la casa, como por ejemplo las alfombras y tapices. Recuerda usar colores claros para que reflejen la luz y se recalienten las cosas lo menos posible.

Lo primero, primerísimo, que debes hacer es cambiar las sabanas de tu cama. Después de eliminar manta y colchas busca unas sabanas frescas. Las sabanas finas de algodón son

ideales para que puedas transpirar y aguantar mejor el calor. Evita otro tipo de materiales como el poliéster.

2.-No enciendas demasiado las luces, recalientan lo suyo. Intenta aprovechar al máximo  las horas de luz. Mantén las persianas bajadas por el día para que la casa no se recaliente,

y súbelas por la noche. Por supuesto, si vives en una casa sin persianas, ya sabes lo que tienes que poner en tu próxima reforma.

Y recuerda, ¡el portátil apagado, lejos de la cama!

descansar en el sofa del calor

Lo sentimos, pero tendrás que dejar tus series favoritas para después del verano. El ordenador portátil se recalienta demasiado y no es aconsejable durante las noches de

verano. Lo mismo para cualquier electrodoméstico o cualquier dispositivo electrónico. Todos los dispositivos electrónicos y electrodomésticos generan calor. Procura tener encendidos los

imprescindibles.

 

3.- No olvides los clásicos. Coloca un recipiente con hielo cerca del ventilador o del aire acondicionado. Así enfrías el aire que vayan expulsando estos aparatos. Si tienes ventilador de techo se aconseja que se regule de forma que gire en sentido contrario a las agujas del reloj, así expulsarás el aire caliente hacia fuera.

 

4.- También se recomienda poner el ventilador hacia la ventana para impedir que entre el aire caliente. Para evitar esto creemos que funciona mejor bajar las persianas. Pero cada

caso es un mudo, haz la prueba a ver que te funciona mejor.

hmacas para dormir en verano

 

5.-Por supuesto antes de dormir procura hidratarte bien. Primero porque tu cuerpo resistirá mejor el calor, y segundo porque descansarás mejor.

 

6.- Evita las comidas copiosas. Con el calor las digestiones son más duras. Procura cenar algo fresco y ligero. Las comidas calientes aumentarán tu temperatura corporal. A la cena

come temprano, así evitarás hacer la digestión mientras duermes y dormirás mejor.

 

7.- No escondas las bolsas de agua que usabas durante el invierno. También son muy prácticas para el verano. Puedes rellenarlas de agua fría y usarlas de la misma forma que

la usaste durante invierno, pero esta vez para refrescarte mientras duermes.

 

Esperamos que estos consejos te ayuden a pasar un mejor verano. En todo caso no hay nada malo en dormir sin techo, al exterior. Así que, cuando puedas, no lo dudes. Ya sea en el balcón, terraza o de acampada, aprovecha para dormir al aire libre. Si estás en un lugar sin ruido es toda una experiencia.

 

¡Buen verano y mucho aire fresco!

 

 

Echar una siesta en cualquier lugar durante el verano