Decoración fresca y luminosa para el verano

En el anterior post hablamos de la huella turística de nuestros viajes durante el verano. Si no eres de los que se va de viaje posiblemente te quedes cerca de tu vivienda habitual y te vayas a algún sitio próximo en donde tengas un piso, apartamento o casita. Esa que te sirve de segunda vivienda para escaparte de tu rutina y desconectar. Es lo que conoces como tu casa de verano.

Sobre la segunda vivienda, ese lugar secreto al que siempre te quieres escapar, vamos a hablar hoy.

Decoración luminosa y alegre para el verano

Si quieres conocer algunos consejos para la decoración de tu casa en verano sigue leyendo.

Tu casa de verano

Piensa que tu casa de verano como tu residencia habitual necesitan un cuidado y mantenimiento continuo. Posiblemente en tu segunda vivienda lo realizas de forma más puntual. Lo hagas tú o contrates a alguien debes, todos los años, darle un repaso general. En verano es muy buen momento porque hace buen tiempo y además es cuando cambias de residencia. Algunas tareas se multiplican y tendrás que preparar tanto tu casa de veraneo como tu vivienda habitual.

Tu casa de verano debe estar lista antes de llegar. Es decir, o vas unos días antes a limpiarla y prepararla o contratas a alguien para que lo haga.

Es el momento de hacer una limpieza general a fondo y ventilar la vivienda. Tendrás que abrir todas la ventanas y repasar la limpieza de cada estancia. Ten en cuenta que las viviendas, después de llevar mucho tiempo cerradas, además de contener un olor desagradable (por eso la ventilación) acumulan mucho polvo. Por ello es importante que se repase y revise cada rincón: debajo de los muebles, detrás, encima, etc. Para eliminar el polvo es recomendable tener un buen aspirador con cepillos intercambiables para adaptarlos a las diferentes superficies. Piensa que debes repasar también las paredes , el techo, las ventanas, etc.

A todos nos gusta la luz de los ventanales y más en verano. Coge el limpia cristales y dale un buen repaso a las ventanas, ganarás mejores vistas, parecerá un espacio más diáfano. La sensación de limpieza se nota y hace que tú y tus invitados os sintáis a gusto.

Lugares para pasar el verano

No todo va ser limpiar

Para que una casa de verano sea de verano la decoración es muy importante. Dependiendo del clima la decoración de interiores de cualquier casa debe cambiar. Siendo una casa para veranear posiblemente necesites un ambiente más playero, menos cargado, ligero y luminoso. En definitiva una decoración más divertida y desenfadada de la que tienes habitualmente. Reserva para tu vivienda habitual los muebles más fuertes y robustos dado que van a sufrir un mayor uso y necesitas algo más duradero.

Para conseguir ese ambiente más veraniego empieza por retirar las alfombras y tapices gruesos que existan en la vivienda. Cambialos o retíralos. Si quieres usar telas, tapices o alfombras que sean ligeras realizadas con fibras vegetales. Puedes encontrar alfombras o similares fabricados con bambú, esparto o similares, materiales que para el calor y el verano son más adecuados.

Si simplemente vas a retirar las alfombras gruesas de tu vivienda habitual para sustituirlas por otras de temporada, recuerda que las alfombras debes guardarlas enrolladas, si no, se deforman.

Zonas para el relax

Los muebles en verano

El verano es un buen momento para replantearse la disposición de los muebles o simplemente para variarla. Especialmente los muebles de madera sufren mucho la luz solar directa. Así que, cuando llega el buen tiempo, tanto en tu casa de verano como en la otra, es bueno darles un repaso con cera para nutrirlos y que no se sequen demasiado si el ambiente es muy seco. Cuando busques un sitio para los muebles piensa de qué manera le van afectar las entradas de luz y su proximidad a las ventanas.

En resumen, la llegada del buen tiempo es muy buen momento para realizar una limpieza general tanto de tu vivienda como de tus muebles, sofás y sillones. Además no hay que olvidarse de las plantas. Gracias a las plantas la casa cobra mucha vitalidad y, si es verano, podemos añadir plantas o flores que enfaticen la sensación de frescura y alegría que tanto agradeces durante tu descanso veraniego.

Así que ya sabes, ¡prepara tu vivienda para estas vacaciones!