Ola de calor en verano

Prepárate, ya está aquí. Antes o después tenía que llegar una ola de calor de esas que no nos deja dormir. Aunque este año ya estaba tardando, este tipo de subidas de temperatura que te dejan aplastado en el sofá, son bastante habituales durante el verano .

Hoy, desde nuestro blog, vamos a darte algún consejito para sobrevivir estos días y para lo que queda de verano. Todavía acabamos de comenzar agosto y, es probable, que te tengas que enfrentarte a altas temperaturas alguna que otra vez.

¿Cómo preparar mi vivienda para una ola de calor?

Ten en cuenta que cuando te damos estos consejos partimos de la base que tu vivienda está bien diseñada desde la última reforma integral que se haya realizado, que los espacios están bien repartidos y que tienen las ventilaciones necesarias. Es decir, una casa convenientemente reformada en un estado óptimo.

Así pues, a grandes rasgos, hay dos grandes aspectos que hay que tener en cuenta en el hogar para adaptarlo a las altas temperaturas. Por un lado, tenemos la decoración y, por el otro, las instalaciones de la vivienda.

Verano en la playa

La decoración de la casa durante una ola de calor

Durante el verano, y más en plena ola de calor, conviene adecuar la decoración a la estación tanto por motivos estéticos como funcionales. Además, muchas veces lo estético y funcional van de la mano. Es importante cambiar la decoración e incluir elementos con colores más vivos y alegres para que tu vivienda tenga mucha vida y se vuelva un lugar muy confortable. También es importante retirar elementos que aumenten el calor de la vivienda. Por ello conviene evitar alfombras, tapices compuestos por tejidos muy cálidos y sustituirlos por otros más livianos o simplemente retirarlos.

El jardín

También piensa en los elementos del jardín o terraza. Ante una ola de calor un toldo en el balcón, por ejemplo, será muy práctico. Este te ayudará a bajar un poco la temperatura de la vivienda y proteger algunas plantas de la luz directa del sol, demasiado agresiva en estos momentos. Si tienes plantas que no están muy adaptadas a altas temperaturas, retíralas de la luz directa esto días, pueden quemarse rápidamente. Por supuesto es recomendable acondicionar algún rincón con sombra. Crear un área pequeña de descanso con sillas, amacas o tumbonas para disfrutar de la sombra o simplemente para usar por la noche a la fresca. Necesitas un rincón para disfrutar de la bajada de temperaturas nocturna.

Las instalaciones de la casa

Cuando hablamos de instalaciones de la casa nos referimos a todos aquellos mecanismos, electrodomésticos o sistemas mecánicos (u de otro tipo) que ayudan a tu vivienda a soportar mejor el verano, en concreto, una ola de calor.

Durante estos días se tirará mucho del aire acondicionado. El aire acondicionado es todo un lujo durante estos días. El inconveniente es que no respeta demasiado el mediaoambiente y además encarece el gasto de luz. En la medida de lo posible no se debe abusar del aire acondicionado.

Por supuesto, si vives en un lugar muy caluroso, es importante tenerlo porque puede ser muy necesario. Sin embargo, recomendamos que las ventilaciones y las salidas de la casa se utilicen bien para que la vivienda se mantenga fresca.

Sillas para sentarse en verano

Es importante que tu frigorífico se encuentre en buen estado, con este calor necesitarás mantener los alimentos bien frescos para que no pochen y agradecerás, aunque no es vital, que el agua esté fresca. El congelador también es muy importante para enfriar fundas y bolsas que te ayuden a refrescar el ambiente o a ti, si es necesario. Muchas veces el agua del grifo, durante olas de calor, sale caliente. En estos casos el frigorífico y congelador será muy práctico.

¡Y no te olvides del ventilador! Es el rey del verano y hará tus tardes y noches veraniegas más agradables. Es muy importante tener un buen ventilador dado que por el día no es recomendable subir las ventanas y airear la casa ya que entrará todavía más calor. Por ello es importante bajar las persianas y mover el aire ayudando la ventilación con un ventilador de mesa o un ventilador de techo.

En todo caso, te recomendamos encarecidamente, ¡que te vayas a la playa!