zku5c1jbod0-alisa-anton

El año que viene ya está muy cerca, en menos de un mes comenzará el 2017. Como todos los años, pasado fin de año y las navidades, nos apresuramos a hacernos nuevas promesas para cumplir durante el nuevo año.

Tal vez sea un cambio de decoración en tu hogar, o rehabilitar una casa rural en la que siempre quisiste vivir, o regalarle a tus padres una nueva cocina. Puede que estés buscando un coworking donde emprender un nuevo proyecto con otros compañeros y estéis pensando su decoración y buscando originales muebles que instalar en vuestro nuevo espacio de trabajo.

 

Nunca los cumplimos

 

Muchas de estas promesas suelen dejarse sin cumplir. Lo sabemos. Desde aquí queremos ayudarte a realizar tus sueños y promesas, y eso incluye también tus propósitos para año nuevo.

 

Empezar rápido

 

Pues claro, ya lo dice el refrán: “Nunca dejes para mañana lo que puedas hacer hoy”. Ten en cuenta que, cuanto más tiempo dejes pasar, tus ganas y energías irán desapareciendo.

Por eso es importante ponerse manos a la obra cuanto antes. Trabajo y perseverancia serán tus mejores aliados.

Para ello recomendamos que empieces un brainstorming o, en castellano, “lluvia de ideas”. Normalmente se hace en grupo pero también puedes tener tu experiencia acuática tú solo. Consiste en ir sacando fuera de tu cabeza todas las ideas que pasan por tu mente en relación a un campo de intereses. Al mismo tiempo, vete escribiéndolas en un papel o tu libreta de notas.

 

 

Los objetivos

 

Una vez que tengas todas tus ideas escritas sobre los temas que te interesan, reléelas solo o acompañado. Quizá es bueno que te des un breve descanso. Sal a tomar un café.

Al volver, léelas de nuevo y pronúncialas en voz alta. Piensa en aquellas que más te convienen y haz tu propia selección de propósitos para el nuevo año.

 

Ya tienes tus propósitos

 

A continuación haz una lista de objetivos que te gustaría alcanzar y relaciónalos con tus propósitos iniciales. Fíjate bien que tus objetivos tengan relación con tus primeras ideas. Igual has pensado en cosas que en realidad no necesitas y realmente no te hacen falta. Probablemente aparecerán cosas que, una vez releídas varias veces, te parecen caprichos.

En otros casos verás que propósitos y objetivos se entremezclan. Procura diferenciar bien que objetivos debes cumplir para lograr tus propósitos.

 

Estrategia

 

Cuando consigas tener bien diferenciados tus propósitos de tus objetivos, podrás plantearte lo que se llama una estrategia de trabajo.

Pon en orden los propósitos y objetivos y crea una planificación de trabajo.

Crea tu propia agenda en relación a tu tiempo disponible, propósitos y objetivos. Puedes hacer una programación semanal, mensual o anual, dependiendo del proyecto.

 

¡No te agobies!

 

Tu plan de trabajo no se tiene que cumplir a raja tabla. Es, sobre todo, una guía para que puedas continuar trabajando sin perderte, y con cierto orden que te ayude a proseguir con tu proyecto y alcanzar tus propósitos de año nuevo.

tymr-rsamni-markus-spiske

 

SMART

Para plantear tus objetivos es muy conocido el método S.M.A.R.T., un acrónimo en inglés que sirve para dar nombre a un método basado en cinco características que deben tener tus objetivos en la estrategia que te plantees: Specific (Específico), Measurable (Medible), Achievable (Alcanzable), Result-oriented (orientar el resultado), Time-limited (fecha limite).

Específico: Intenta ser lo más riguroso posible y plantear unos objetivos claros y detallados.

Medible: Si no se puede medir, no se puede comprobar su eficacia. Por tanto, debes tener en cuenta a la hora de plantear los objetivos cómo vas a medirlos. Si no puedes hacer esto, no podrás autoevaluarte.

Alcanzable: Procura que tus objetivos no sean inalcanzables. Es importante que te marques objetivos que te hagan sentir seguro de ti mismo. Tienes que estar convencido de que lo puedes lograr.

Orientar el resultado: Mide bien tus posibilidades y no entres en proyectos que no puedas abarcar. Debes ser realista en relación a los resultados que deseas conseguir.

Fecha límite de ejecución: Debes poner tiempo a tus esfuerzos. Plantéate los tiempos que te harán falta para realizar tus propósitos. Sin prisa pero sin pausa.

 

 

No puedo, nunca me llega el dinero para realizar mis propósitos

 

Reforma, decoración o lo que sea. Siempre la misma excusa. No caigas en esto. Sea cual sea tu situación económica, con un poco de ingenio y algo de creatividad lograrás encontrar alternativas económicas a tus necesidades.

Piensa que, muchas cosas necesarias para reformar tu vivienda o espacio de trabajo, puedes hacerlas tú mismo.

 

Google y YouTube están al alcance de todos

 

Sólo tienes que bichear, surfear, navegar o como lo quieras llamar un rato por internet y encontrarás multitud de video tutoriales que te guiarán en casi cualquier proceso de reforma.

 Eso sí, hay cosas que se deben dejar siempre a los expertos y profesionales. ¡No lo olvides!

ty3lj9tysak-alisa-anton