Los patios interiores son un gran activo en cualquier vivienda que no solo permite aprovechar la luz, sino que, si le dedicas tiempo, puede llegar a convertirse en una de tus zonas favoritas, sobre todo ahora que se acerca el verano. En este punto conviene distinguir entre los patios interiores, es decir, aquellos que dan a la parte trasera de la casa y los llamados patios de luces, diseñados para aportar una mayor iluminación a las viviendas con vistas al interior. Normalmente estas zonas las gestiona la vivienda de la primera planta o la planta baja del edificio, aunque hay ocasiones en que son comunales. 

 

En este sentido, no importa qué tipo de patio tengas, ya que ambos tienen un gran potencial y se les puede sacar el máximo provecho. ¿Quieres saber cómo hacerlo? Presta atención, ¡te lo contamos todo!

 

¿Cómo decorar un patio interior o un patio de luces?

 

En los patios interiores conviene siempre utilizar colores claros que aporten un extra de luminosidad a la estancia, sobre todo si la zona carece de una buena iluminación. Además, antes de ponerte manos a la obra, te aconsejamos que pienses primero qué uso le quieres dar: ¿te interesa para tener un espacio diferente donde comer cuándo se acerque el buen tiempo? ¿lo quieres para desconectar de la rutina y leer? Sabiendo esto, te será mucho más sencillo escoger la decoración y el mobiliario que mejor se adapte a tus necesidades. 

 

Desde Decomar te ofrecemos una serie de consejos para decorar un patio interior o un patio de luces. 

 

Crea un jardín interior

 

Si quieres que tu patio interior se convierta en un verdadero oasis dentro de tu vivienda, apuesta por llenarlo de plantas. Por supuesto, si la zona carece de ventilación, deberás apostar por plantas de interior. Puedes colocarlas en macetas de diferentes tamaños, formas y estilos para darle diversidad a la zona. 

 

Por otro lado, ¿qué te parece crear un pequeño huerto? Evidentemente, todo va a depender de las características concretas de la zona. Si es un patio de luces tendrás que conocer las normas de la comunidad y saber si es posible, pero si entra dentro de tus posibilidades, ¡anímate! No solo se puede convertir en una distracción de lo más agradable, sino que además el trabajo invertido dará sus frutos.

Las plantas darán vida al patio interior o al patio de luces

 

Habilita una zona para el descanso

 

Una gran idea para decorar un patio interior es incluir una pequeña mesa o un banco largo en el que poder estar solo, disfrutando de una agradable lectura, o con tus amigos o familiares, charlando, tomando un café o, por qué no, disfrutando de una sobremesa. Independientemente de las dimensiones de la estancia, hay un sinfín de mobiliario que se puede ajustar perfectamente a ella. 

 

Eso sí, antes de escoger los muebles, dedica un momento a pensar el estilo que te gustaría reproducir. De esta manera todos los objetos seguirán una estética común y el diseño será coherente. 

 

Además, recuerda que menos, es más. No intentes recargar demasiado tu patio interior, lo mejor es conseguir una zona limpia, con una buena iluminación y con el mobiliario justo. 

 

Decora las paredes

 

Otra buena idea para dar vida a tu patio interior es decorar las paredes. Por ejemplo, si la zona es pequeña, ¿qué te parece apostar por crear un pequeño jardín vertical? De esta forma no solo llenarás de verde el patio, sino que te quedará el pavimento libre para incluir el mobiliario que necesites. 

 

En cuanto a las tonalidades, te recomendamos el blanco, aunque puedes incluir alguna nota de color para darle una mayor perspectiva. 

 

Il dolce far niente

 

Si quieres utilizar la zona para tus momentos de desconexión, ¿qué te parece decorarla con una hamaca? Sin duda, la mejor opción para disfrutar de unas horas de relax escuchando música, leyendo o descansando. 

 

Iluminación tenue para las noches

 

Otra idea decorativa que le puede dar un toque muy cálido al patio interior o al patio de luces es colocar una iluminación tenue para la noche. No tienen por qué ser lámparas, sino que pueden ser velas, luces de neón o las clásicas que se utilizan en Navidad, pero que también sirven para el día a día. 

 

Techos acristalados

 

En muchas ocasiones, los patios interiores y los patios de luces tienen un techo que no siempre es el más acertado, ya que penaliza la iluminación. Por eso, si puedes, te recomendamos que lo cambies por uno acristalado. No solo llenará la zona de luz natural, sino que se ampliará visualmente la zona y le dará un toque elegante y sofisticado. 

 

¿Qué te han parecido nuestras ideas para decorar un patio interior? Estamos seguros de que te ayudarán a conseguir esa atmósfera que tanto deseas y que se convertirá en uno de tus rincones favoritos. Por supuesto, si quieres que nos encarguemos del interiorismo de tu patio de luces o patio interior no tienes más que decírnoslo. Estaremos encantados de escucharte y ayudarte en todo lo que necesites.