A pesar de que la iluminación en la reforma del hogar es un aspecto fundamental a tener en cuenta, especialmente en las integrales, lo cierto es que es bastante habitual que pase desapercibida y no se le dé la importancia que merece. 

 

Por ello, si estás pensando en reformar tu casa, es importante que dediques tiempo a analizar la iluminación, tanto natural como artificial, ya que te ayudará a crear el ambiente que deseas en cada zona de la vivienda.

¿Quieres saber más? ¡Te lo contamos todo en este post!

 

¿Por qué es tan importante la iluminación en la reforma del hogar ?

Como te adelantamos, la iluminación es clave en cualquier vivienda y, en el momento de realizar una reforma, no se debe descuidar. Piensa que la luz permite delimitar espacios, generar determinados ambientes, crear profundidad o potenciar determinadas zonas

Además, también incide en la salud de las personas y, de hecho, una mala iluminación puede producir desde cansancio ocular hasta dolores de cabeza, fatiga o incluso estrés. De ahí que, antes de empezar las obras, sea prioritario estudiar la iluminación.  

Pero, ¿qué más aporta una buena iluminación y por qué es tan importante la iluminación en la reforma del hogar ? ¡Veámoslo!

Consigues que los espacios parezcan más amplios

Si tienes una vivienda pequeña, la iluminación te ayudará a que las estancias parezcan más amplias. Esto, por supuesto, no solo se consigue con el color de las paredes y de los muebles, que deberán ser de tonos claros, sino también con una correcta ubicación de la iluminación artificial y natural. 

¿Un ejemplo? En la habitación se pueden ubicar lámparas en el techo o plafones, que ocupan poco espacio, y combinarlas con pequeñas lámparas en las mesillas que otorgarán un ambiente cálido y sosegado. 

Además, dependiendo de la situación de la ventana, se deberán colocar el resto de los elementos para que nada interfiera con la luz natural. 

iluminación en la reforma del hogar

 

Potencias determinadas zonas

 

Por supuesto, la luz permite dar protagonismo a determinados elementos decorativos, como cuadros, muebles, estanterías… En este sentido, conviene usar una iluminación indirecta, como las lámparas halógenas con reguladores o pequeñas lámparas situadas de manera estratégica en la estancia. 

Incluso en la cocina tienes opción de mejorar la luz en la zona de trabajo colocando, por ejemplo, un led bajo la encimera. O, por qué no, añadir iluminación dentro del armario, si deseas ver mejor tus prendas de ropa en aquellos momentos en los que no hay luz natural suficiente. 

Lo importante para escoger el tipo de luz indirecta de tu vivienda es conocer cuáles son tus necesidades y planear la iluminación antes de la reforma. De este modo, optimizarás al máximo los trabajos. 

 

Ahorras en tu factura energética

Evidentemente, siempre que sea posible, es aconsejable potenciar la luz natural, ya que te ayudará a reducir el gasto en tu factura, pero, además, es aconsejable que escojas la mejor iluminación artificial con el fin de lograr un equilibrio entre funcionalidad y eficiencia. 

Así, dependiendo de tus necesidades, puedes optar por luces de bajo consumo o luces LED. Cada una de ellas tiene sus características, por lo que deberás elegir las que mejor se adapten a tu estilo de vida y a tus preferencias. Eso sí, ambas te aseguran un menor gasto energético. 

 

Creas nuevos espacios

Mediante la luz, también se pueden delimitar los espacios. Así, en aquellas zonas más transitadas se debe apostar por una iluminación más directa e intensa, mientras que las estancias más relajadas pueden utilizar una luz más tenue, que ayude al descanso. 

En este sentido, también conviene recordar que existen diversos tipos de luces: frías, neutras y cálidas. Las frías son perfectas para crear un ambiente dinámico y fresco, y se suelen usar en zonas donde hay mucha circulación, como pasillos o baño. Las neutras se usan para potenciar la luz natural y son ideales, por ejemplo, para la cocina, mientras que las cálidas consiguen un ambiente de lo más hogareño y se utilizan, por ejemplo, en habitaciones y salón. 

Mejoras la habitabilidad del hogar

Si bien ya te lo adelantamos, conviene recordar que la luz también permite generar determinadas sensaciones. De este modo, la influencia de la iluminación en el diseño de interiores es importante para crear ambientes más dinámicos o, por el contrario, más cálidos y sosegados. 

En definitiva, conviene estudiar cada espacio de la vivienda para adaptar la luz a las actividades diarias, no al revés. De esta forma todos se sentirán mucho más a gusto y cómodos en el hogar. 

¿Qué te ha parecido este post sobre la importancia de la iluminación en la reforma del hogar? Esperamos que sea de utilidad y recuerda, si estás pensando en dar un nuevo aire a tu hogar, no dudes en contactar con Decomar. Como especialistas en reformas e interiorismo, estudiaremos a fondo tus necesidades para sacar el máximo partido a la reforma y, por supuesto, a la iluminación.