El interiorismo es la disciplina, o arte, que se encarga de adaptar un espacio a las necesidades concretas de las personas que vivirán en él.

Un especialista en interiorismo es lo que necesitas para sacar el mayor partido al espacio de tu vivienda. Si te enfrentas a una reforma ni dudes en pedir ayuda y consejo a un experto en decoración de interiores e interiorismo.

 

Diferencias entre el interiorismo y la decoración

En función de lo que queramos conseguir en el espacio a trabajar, tendremos que acudir a un interiorista o a un decorador de interiores.

Un decorador se encargará de vestir el espacio. Estudia la disposición de la luz, como entra y afecta al espacio, estudia la disposición de los muebles y otro elementos de la habitación. Además, se fijará en los materiales y tejidos presentes en ese espacio.

Su función es reorganizar el espacio para conseguir un determinado ambiente.

Sin embargo, el interiorista es el encargado de diseñar un espacio desde cero. Trabaja en la modificación y distribución del espacio para cambiar su imagen totalmente. Puede eliminar paredes, modificar las instalaciones y elegir nuevos materiales para el espacio.

En el interiorismo se busca la mejor solución para conseguir un espacio confortable pensando, no solamente en la estética, sino en la funcionalidad. El interiorista ofrece soluciones prácticas. El interiorismo está en un punto intermedio entre la arquitectura y la decoración.

Como vemos, aunque el objetivo es el mismo, el máximo aprovechamiento de las posibilidades de un espacio, no trabajan del mismo modo. Pese a sus diferencias, interiorismo y decoración están muy ligados por lo que, normalmente, los interioristas entienden de decoración y los decoradores tienen conocimientos de interiorismo.

 

Tendencias en interiorismo para este 2020

Las tendencias varían año a año, van evolucionando. El cambio de estilo afecta a muchos sectores, y el interiorismo es uno de ellos.

En este 2020 nuestra casa se deshará de artificios y utilizará complementos concretos que aporten equilibrio, naturalidad y un toque de modernidad.

El mobiliario será pequeño y adaptable.

 

Las mezclas

Han quedado atrás los años en los que todo, absolutamente todo, tenía un único acabado: suelos, paredes, etc. ¡Ha llegado el momento de mezclar! Los pavimentos de cemento se mezclan con originales baldosas hidráulicas, la cerámica imita al parqué, las paredes rompen con la homogeneidad de las superficies lisas.

El color llega de la mano de los muebles, ya no conseguimos los toques de color únicamente con los textiles y los complementos. El mobiliario se viste con intensos colores que ayudan a dar personalidad al espacio.

 

Los materiales naturales

La belleza de la piedra natural llega al hogar con los revestimientos de gran formato. La tecnología ha evolucionado facilitando la instalación de la piedra natural en formatos extensos que son cada vez más ligeros. 

El resultado son espacios con buen gusto y elegantes. Así, este año 2020 veremos mucho mármol y acabados similares en paneles de pared, mesas de comedor o detalles en otros espacios del hogar, como en el baño.

interiorismo y reforma cocina

Las lámparas

Las nuevas propuestas para la iluminación vienen de la mano de la innovación. Son tendencia desde las lámparas geométricas, con líneas puras y sencillas, hasta composiciones de varias piezas que aportan un toque único en cada estancia.

Las lámparas flexibles y tubulares no desaparecerán, se adaptarán a diseños más orgánicos y se convertirán en el contraste perfecto a las lámparas geométricas. El fin es dar protagonismos a los elementos de iluminación.

 

El mobiliario: modular y flexible

La tendencia en interiorismo que llega pisando con más fuerza en este 2020 es la del mobiliario modular y multifuncional.

El buen diseño nos facilita la vida y este es el principal motivo de la fuerza de esta tendencia. Estas piezas modulares son populares por su versatilidad: pueden colocarse en varios formatos.

Las necesidades de los usuarios ha llevado a los diseñadores de muebles a crear piezas únicas que sirvan para diferentes usos y distintos espacios, permitiendo organizar el mobiliario en función del uso de cada espacio de la casa.

 

Los colores oscuros: adiós al blanco escandinavo

Los tonos neutros y el color blanco que lo dominaban todo quedarán atrás. Para el 2020 esperamos diseños con tonos oscuros, elegantes, tanto para el mobiliario como para las paredes y los revestimientos.

Estos tonos oscuros son una propuesta que rompe con el estilo escandinavo tradicional, de tonos neutros y claros. 

Para no sobrecargar el espacio, la propuesta consiste en combinar los tonos neutros con toques concretos de color oscuro. Se trata de crear un balance entre los colores del mobiliario y las paredes o los revestimientos, consiguiendo crear un punto focal en casa espacio.

 

La madera: el clásico atemporal

La madera siempre se reinventa, es un material atemporal que, en este 2020, llega para quedarse. 

Se apuesta por los lacados oscuros y las vetas marcadas. Esta tendencia es aplicable a cualquier espacio de la casa, bien en piezas creadas completamente en madera, bien en detalles del mobiliario.

Esperamos que nuestro artículo haya sido de vuestro agrado y os haya servido de inspiración. Si estáis planteándoos la reforma de vuestro hogar y necesitas ayuda con el interiorismo y la decoración, no dudéis en consultar con un experto. En Decomar os asesorarán para que saquéis el máximo provecho al espacio de vuestra casa.