la vuelta al cole

 

Y como todo tiene que llegar a su fin, las vacaciones, también. Es duro hacerse a la idea, pero así es, se acaba agosto y con su marcha ya sabemos lo que pasa. Aunque todavía nos queda un maravilloso septiembre, que esperemos nos mime con buen tiempo, sabemos que el otoño ya está a la vuelta de la esquina. A la mayoría de la gente se le acabaron las vacaciones y es el momento, para los más pequeños, de la vuelta al cole. ¿Estás preparado?

 

Sabemos que eres fuerte y superarás un año más el síndrome postvacacional. Sin embargo, ¿ya tienes todo listo para que tus pequeños retomen el curso escolar?

 

Hoy, en nuestro blog, vamos a darte algún consejo para que esta vuelta al cole sea inmejorable.

la vuelta al cole 2018

Consejos para la vuelta al cole 2018

 

1.- Los niños suelen crecer mucho en verano. Revisa que todo el mobiliario infantil que tienes en casa, especialmente el de la habitación y el que más utilizan, todavía no se les ha quedado pequeño. Hoy en día los niños suelen tener exceso de juguetes y mobiliario infantil con el que convivir. Piensa bien cuáles realmente necesitan y cuáles les convienen para que se sientan cómodos en el hogar. Es importante que el diseño del espacio y decoración infantil se creé adecuadamente, conforme a sus necesidades según edad y estado de desarrollo.

 

2.- Si están empezando el colegio es importante instalar en algún lugar de la casa su zona de estudio. Un lugar donde puedan sentarse a hacer los deberes solos o acompañados. Este lugar debe ser luminoso y con mobiliario adecuado como estantes o estanterías, cajones, etc. Es importante que tengan la mayor parte del tiempo luz natural, esto ayuda a crear un lugar más confortable donde se sentirán más cómodo.

 

3.- Las pantallas, aunque nos ayuden entretenerlos, no son el mejor amigo. Cuando amuebles la habitación infantil o adecues otro espacio para el ocio o para que hagan sus tareas, no instales una televisión o similar en ese espacio. Si los niños quieren acceder a internet o a videojuegos es aconsejable que lo hagan en un espacio común, siempre bajo la supervisión de un adulto. No deben ser ellos quienes marquen sus propios horarios en el uso de nuevos dispositivos tecnológicos tales como tablets, móviles, consolas, televisiones, etc.

 

Estos tres consejos generales que te hemos dado son muy importantes y hacen referencia a aspectos relacionados con el espacio y el diseño del hogar con un niño en casa.

Niño volviendo al cole

¿Qué necesitan para la vuelta al cole?

 

Es el momento de la maravillosa lista. Haz una lista con todo lo necesario para la vuelta del curso escolar. Es el momento de comprar mochilas, carpetas, libros escolares, ropa para el cole (deportiva, uniforme escolar, etc.).

 

Para no agobiarte los primeros días de cole, es conveniente ir preparando todo con algo de antelación. Así evitarás un estrés innecesario y el niño agradecerá verte más tranquilo. El inicio del curso siempre le produce un cambio y alteración emocional por pequeña y positiva que sea.

 

Las rutinas

 

Además de tener todo el material preparado y tener la casa en perfecto estado con todas las habitaciones preparadas para la vida de un niño, piensa en qué tipo de rutinas se van a establecer en el hogar. No se trata que llenes la casa con los mejores muebles infantiles y el equipamiento más moderno. Si no que, lo que tengas, esté bien adaptado a las necesidades y a la rutina diaria.

Bus para la vuelta al cole

Ya está aquí, ¡el primer día de clase!

 

Es el gran día de la vuelta al cole, ¡el primer día de clase! Tanto para los peques como para ti este día es importante. Tú estarás preocupado por ellos y ellos nerviosos porque empiezan el cole. Lo más importante es guardar la calma, todo va a salir bien.

 

Para los más pequeños el primer día de clase es un momento de encuentro en el que conocen a nuevos compañeros o, quizás, un momento de reencuentros. Después del verano vuelven a ver a sus amigos, así que es normal que estén un poco más excitados de lo normal.

 

El primer día de clase, es un día en el que los niños deben estar tranquilos. No conviene agobiarlos con todo lo que deben hacer y no hace falta que lleven todas sus cosas con la mochila repleta. Así como vayan pasando los días sus hábitos y rutinas volverán a tener un orden.