Es un hecho que cuando una vivienda está ordenada y limpia, la comodidad es mucho mayor. Además, aporta una gran sensación de calma y evita periodos de estrés, por ejemplo, al no encontrar lo que se busca o al tener siempre en mente tareas por realizar. De hecho, incluso elimina la falta de concentración, tanto de los más pequeños de la casa, que estudiarán mejor, como de los adultos, que realizarán sus quehaceres diarios con mayor eficacia.

Sin embargo, sabemos que no es tarea fácil, sobre todo si tienes hijos y debes compaginar las tareas del hogar con el trabajo, pero te aseguramos que, siguiendo una serie de recomendaciones, podrás mantener tu casa ordenada con niños.

¿Quieres saber cómo conseguirlo? No te pierdas este post, porque te lo contamos todo. ¡Atento!

Trucos y consejos para mantener tu casa ordenada con niños

La misión: recoger todo al momento

Sencillo y efectivo, sí, pero no siempre se cumple, muchas veces por pereza y otras por estar pendiente de multitud de tareas. Sin embargo, si adquieres esta rutina te aseguramos que tu casa será otra.

Visualmente la notarás siempre más ordenada y eso, a su vez, te dará las fuerzas necesarias para incluir este punto como parte de tu estilo de vida. ¿Otro beneficio de recoger al momento todo? Te dejará más tiempo de ocio para disfrutar con tus hijos de otras actividades sin pensar en que debes recoger o que debes limpiar alguna estancia.

Además, también te aconsejamos que intentes dejar todo en su sitio. Por ejemplo, guardar la ropa de abrigo cuando acabes de llegar de la calle, dejar la ropa sucia en su sitio, depositar las llaves en el lugar que estimes oportuno, colgar la colada en cuanto salga de la lavadora… Si te acostumbras a tener un lugar para cada cosa tendrás mucho ganado.

Pequeños gestos, grandes resultados

Siempre que puedas, deja el fregadero libre de platos y utensilios antes de acostarte, recoge antes de salir de casa y haz la cama nada más levantarte. ¿Por qué? Muy sencillo, porque ver las superficies sin objetos (más allá de los habituales), poder desayunar sin observar una pila de platos por fregar y tener una habitación organizada desde primera hora de la mañana te ayudará no solo a ser más productivo, sino también a mantener un orden diario, logrando un mejor estado de ánimo y menos estrés y tareas pendientes.

Organiza las labores de limpieza a lo largo de la semana

 La organización es fundamental y, siempre que te sea posible, puedes repartir las tareas a lo largo de la semana para evitar tener que estar todo un día limpiando la casa. Así sentirás que aprovechas mejor el tiempo para disfrutar de un día con tus hijos, pero también para dedicar tiempo a tus hobbies.

Por ejemplo, tienes la opción de limpiar la cocina los lunes, de ordenar las habitaciones los martes, desinfectar los baños el miércoles y aspirar toda la casa los jueves. Por supuesto, es fundamental que lo realices en función de tu estilo de vida.

Para mantener tu casa ordenada con niños, involúcralos en las tareas del hogar

A medida que van creciendo, los niños pueden ir asumiendo poco a poco algunas responsabilidades dentro del hogar. Así, aunque los puntos anteriores son importantes y te servirán para optimizar tu tiempo, también es fundamental que los más pequeños ayuden en lo que puedan. Esto no solo les servirá para ser más responsables, sino que también les permitirá formar parte del día a día familiar y conocer la importancia de un hogar limpio y ordenado.

Además, ¿quién dijo que limpiar es aburrido? Piensa que existen muchas maneras de potenciar la diversión y disfrutarlo como si fuese un juego más.

Para que los niños hagan sus tareas se puede establecer un pequeño sistema de premios

En este sentido, si no sabes por dónde empezar, te recomendamos que establezcas unos puntos básicos y sencillos, como que siempre tengan ordenada su habitación, que aprendan a dejar sus juguetes en un sitio determinado o que limpien tus tazas o platos después de desayunar. Evidentemente, todas estas ideas se pueden adaptar a la situación y edad de tus hijos.

Otra opción para animarlos a hacerlo es establecer un pequeño sistema de premios. Así, si tienen su habitación ordenada durante toda la semana pueden tener opción a un pequeño regalo, como su postre favorito. Lo mismo ocurre si, por ejemplo, aprenden a hacer la cama ellos solos o a limpiar el polvo de su cuarto.

¿Qué te parecen estos consejos para mantener tu casa ordenada con niños? Esperamos que te ayude en tu día a día y que ganes más tiempo para disfrutarlo como mereces. Y, si estás pensando en reformar o decorar tu hogar para darle un nuevo aire, no dudes en contactarnos. En Decomar nos pondremos manos a la obra para convertir tus ideas de interiorismo en una realidad.