Cajas para una mudanza

Posiblemente tú, como tantos otros, tengas ya un máster en mudanzas y traslados, ¿pero no crees que podrías mejorar tus técnicas de mudanza?  Cosas de la vida vives en un momento en que cambiar de ciudad, pueblo o país no es algo extraño. Por ello cambiar de casa o piso es para muchos casi una rutina. Para ayudarte en este tema, tan habitual en tu vida, hoy hemos escrito este blog.

Si quieres conocer algunos consejos para mejorar tus mudanzas, sigue leyendo.

Una mudanza ordenada es una mudanza feliz

Lo primero que debes hacer es una buena limpieza siguiendo un esquema fijo y ordenado. Habitación por habitación vete limpiando y vaciando todo el contenido de cada cuarto. Es un buen momento para qué valores qué te sobra, qué puedes vender, qué puedes regalar, qué debes tirar y qué debes conservar.

Un gran momento

Una mudanza también es el momento en el que uno se da cuenta de la cantidad de cosas (trastos inútiles o no) hemos acumulado a lo largo del tiempo. Por eso es una gran oportunidad, para hacer limpieza y ver realmente que necesitamos y que queremos llevar.

En este sentido es muy importante visualizar el piso o casa a la que vamos a mudarnos. Es muy probable que no todos los muebles (mesa, armarios, mesillas de noche, percheros, cómodas, encimeras, etc.) se adaptan igual de bien a tu nuevo hogar y tengas que prescindir de ellos. El mismo esquema fijo que usas para vaciar tu vivienda úsalo para imaginarte cómo llenarías la nueva.

Aunque la casa a la que vayas sea enorme y te quepa todo, es aconsejable aprovechar el cambio de vivienda para deshacerte de cosas. Esto tiene dos ventajas: por un lado, la mudanza será más liviana y, por el otro, podrás tirar cosas inservibles que sólo ocupan espacio.

Llaves del nuevo piso

Hacer listas por habitación

Una vez que hayas sacado todo de cada habitación es buen momento para que, estancia a estancia, separes lo que te vas a llevar y lo que no. Para ello, es muy aconsejable que crees una lista de cada cuarto o habitación con todo lo que te vas a llevar y empaquetar.

Empaqueta de forma separada aquello que quieras conservar, indicando también en la caja a qué lugar de la casa está destinado. Puedes añadir, si te parece conveniente, una descripción del contenido de la caja, ponerle un número e indicarlo en tu lista.  Así sabrás en qué lugar poner las cosas en tu nuevo hogar y no perder muchísimo tiempo buscando las cosas.

Hacer la lista y etiquetar bien las cajas es también muy práctico para saber si te has dejado algo o si la empresa de mudanza a cometido algún error.

Cajas, el tamaño sí importa

Piensa que empacar con cajas enormes no es siempre buena idea. Si la cargas en exceso no habrá quien las mueva y después del traslado tendrás que visitar algún fisioterapeuta de la zona. Un cambio de vivienda es un buen momento para cambiar de decoración, pero también para dañarte la espalda.

¿Debo contratar a alguien para hacer mi mudanza?

Estos momentos son en los que uno desearía tener una lámpara de Aladino y pedirle un deseo para acabar en un plisplás con todo el trabajo y estrés que a todos nos supone una mudanza.

Siempre existe la opción de contratar una empresa, dependiendo del tipo de mudanza esto es casi obligatorio. En todo caso los costes varían mucho dependiendo de la distancia y cantidad de cosas a trasladar. Si es una mudanza de un piso completo, de una ciudad a otra y necesitas otros servicios como el de grúa, aumentarán los costes.

En caso de usar una empresa de mudanzas lo primero es buscar una de confianza. Para eso pregunta a familiares y amigos cuáles han usado y si son buenos profesionales. Aunque contrates a los más profesionales del mundo y te sientas súper seguro debes tener siempre cierta precaución con las empresas, nunca van a tratar las con tanta delicadeza las cosas como tú.

 

Alquilar una furgoneta

Otra opción mucho más barata es hacer el traslado tú mismo. Aunque tengas muebles grandes puedes alquilar una furgoneta y echar mano de amigos, familiares, etc. Alquilando tú el vehículo tu gasto disminuirá notablemente. Así que, si te ves con fuerzas y no sufres de la espalda, es tu solución. Además, así vivirás una experiencia de verdad, ¡la de realizar tu propia mudanza en furgoneta!

 

https://www.youtube.com/watch?v=KDZtxSwgLBw