¿Sabes cuál es el momento ideal para reformar la casa? El que mejor sabe eso, eres tú. Obviamente si no te estás dando cuenta es posible que algún buen amigo o familiar te lo sugiera sutilmente. En todo caso, no dudes en contactarnos y preguntarnos lo que quieras.  

¿Por qué debes reformar tu casa?

Uno de los motivos principales para reformar tu vivienda es rediseñar el reparto del espacio del hogar. Siempre hay cosas que mejorar. A menudo las necesidades van cambiando con el paso de los años, lo que antes era muy útil puede volverse un gran estorbo. Diseñar de nuevo tu hogar permite reorganizar mejor las estancias, así podrás sacarle un mayor rendimiento a la vivienda y es posible ganar bastante espacio. Si además tu casa tiene unas dimensiones modestas esto es muy importante. Cada centímetro debe estar bien aprovechado, así conseguirás un espacio más funcional y cómodo, lo que se traduce en una vivienda confortable. ¡No les tengas miedo a las obras, son necesarias!

Ver los síntomas

Esto puede ser muy variopinto e incluso divertido. La casa hay que saber escucharla. Poco a poco nos va diciendo que le hace falta y por qué está mal. Solo hay que estar atento e intentar ponerle solución lo antes posible. Por mucho que mires a otro lado los problemas no desaparecen y si te disgustas verán una bola de nieve yendo hacia ti… Cuanto antes lo afrontes mejor. Cuando estés en el trabajo y no te apetezca ir a casa porque estás incómodo en ella y solo la uses para dormir es un síntoma muy común que te está diciendo que es hora de reformar o volver a decorar tu hogar y hacerlo más confortable o que igual debes cambiar de vivienda…

Un cambio en tu vida

A lo largo de la vida hay momentos muy habituales en los que necesitarás realizar una reforma parcial o integral, posiblemente por algún cambio en tu vida. Ya sea porque heredas una vivienda o simplemente la familia aumenta. ¡No te obligues a vivir incómodo, cambia lo que tengas que cambiar!

Demasiados muebles

Sobrecargar la vivienda de muebles es también un síntoma muy común. Cuando tienes la casa abarrotada de cosas es un buen momento para plantearse cómo conseguir más espacio. Esto lo podrás hacer buscando una distribución que se adapte a nuestro estilo de vida, diseñando estancias más funcionales y mobiliario acorde con nuestras necesidades.

Hacer el diagnóstico

Es la parte más importante y, aunque tú puedas hacer una primera evaluación de tus necesidades y el estilo que le quieres dar a tu casa, es que te asesores por profesionales. Así conocerás soluciones que antes nunca te hubieses planteado, y verás como lo que a priori parecía muy complicado tiene muchas posibilidades. Además, tú no tienes tiempo para todo, deja que otros se ocupen y déjate aconsejar. Si no acabarás angustiado por cosas que tienen fácil solución. Cuando uno va a realizar obras en su casa lo más importante es asesorarse.

Cada cosa a su tiempo

Puede darte un poco de vértigo eso de reformar toda la vivienda. ¡Sería una obra de infierno! Muchas veces no queda más remedio y hay que hacer una reforma integral. El mantenimiento de la casa es muy importante para no verse metido en una gran reforma que se convertirá en un quebradero de cabeza. Por eso también es bueno ir reformando partes de la casa que veamos que ya no cumplen nuestras expectativas o que simplemente están desfasadas o ya no nos gustan. No me gustan las obras ¿¡Y a quién sí!? Pues aparte de a nosotros, no a mucha más gente. Nos gusta tanto que sabemos planificar todo para que las reformas de tu casa no supongan ningún disturbio en tu vida cotidiana. Así que, si no te gustan las obras, ya sabes, ¡deja que te ayudemos!