temporada de lluvias en casa

 

Uno de los mayores quebraderos de cabeza que puede causarte una casa o un piso son los problemas con la humedad. Muchas veces, sin saber cómo ni por qué. la humedad aparece. Incluso cuando supuestamente hemos reformado y aislado perfectamente la vivienda. Sin embargo, un pequeño fallo en el diseño o su aislamiento puede ocasionar que la casa y tú sufráis la humedad. En lugares como Galicia, tanto en la zona de costa como Vigo o A Coruña, como en el interior de las provincias de Ourense, la humedad se hace notar. Es un elemento que, en todo proyecto de arquitectura de interiores o reforma integral, tenemos que tener muy en cuenta. En Galicia la humedad no es cosa de broma y conseguir aislar bien la vivienda y reducir la presencia de humedad y humedades aumentará cualitativamente el confort y bienestar dentro de la vivienda. Hay que recordad que la humedad lo ataca todo, tanto nuestra propia calidad de vida como la pintura de las paredes, la decoración, electrodomésticos, revestimientos, etc.

 

No siempre se cuenta con la casa ideal en la cual la humedad no existe. Por ello, hoy, vamos a darte algunos consejos para combatir en tu vida cotidiana la humedad, tengas la casa que tengas. Ya sea la vivienda mejor construida o recién reformada con un diseño de interiores perfecto, hay ciertas conductas y pautas que te ayudarán a mantener tu vivienda sana y en condiciones.

 

 

 

 

Combate la humedad con cuatro consejos:

 

1.- Tender la ropa en el lugar idóneo

Es muy importante, sobre todo en invierno y otoño cuando aumenta más la humedad, poner a secar la ropa en el exterior. Si la tiendes en el interior, aumentará la humedad. Esto multiplicará su presencia creando problemas, a la larga, en paredes y otros elementos de la vivienda. Por ello, si no te queda más remedio que tender dentro, aconsejamos que se adquiera una secadora para usar al menos durante la época de lluvias. En su defecto, cuando seques la ropa puedes poner un deshumidificador cerca para reducir al máximo la humedad y sus efectos.

 

2.- La ventilación

Airear todos los días tu hogar es algo muy saludable e higiénico para muchas cosas. Renuevas el aire de la vivienda lo que aumenta la calidad del aire y, además, ayuda a prevenir la aparición de posibles enfermedades o contagios de virus, bacterias, etc. Con ventilar la casa diariamente unos 10-20 minutos, según el frío y humedad exterior, basta. Para ventilar bien puedes abrir diferentes puntos opuestos de la vivienda, así consigues una ventilación cruzada al producir dos corrientes de aire contrarias. Se suele recomendar que se haga por la mañana, con ello consigues expulsar toda la humedad acumulada en el aire y la vivienda a lo largo del día anterior y que se renueve. Es importante no excederse demasiado en el tiempo, de lo contrario, empezaría otra vez a entrar humedad sobre todo si, justo en ese momento, está lloviendo.

3.- Extractores de aire y deshumidificadores

Estos dos elementos son grandes aliados en la lucha contra la humedad. Es cierto que los sitios donde más suele condensarse y aparecer humedad es en los baños y las cocina. De ahí la gran importancia de estos dos espacios cuando se diseña y, por ello, son los lugares más delicados y de mayor importancia cuando se realiza una reforma. Es imprescindible que estén bien aislados y ventilados. Pese a todo, las viviendas no siempre están construidas de la mejor manera. Cuando la humedad del aire es muy representativa, por las razones que sean, el deshumidificador es un aparato muy recomendable. Así pues, si quieres eliminar la humedad en determinadas estancias, como por ejemplo en el baño después de ducharnos, debes usarlo.

 

 

camapna extractora para evitar humedad

 

 

También es conveniente instalar un extractor de aire en los baños. Así eliminas el vapor de agua y haces que el aire se renueve. Por otro lado, en la cocina, la campana extractora, además de eliminar humos y evitar malos olores, es un gran aliado para combatir la humedad durante el otoño e invierno. Así pues, es recomendable instalar una y acordarse de usarla y mantenerla adecuadamente para que funciones bien, es decir, limpiar los filtro con regularidad.

 

4.- Filtraciones y fugas

Si tienes grandes problemas de humedad y aparecen manchas en las paredes o el revestimiento de suelos y paredes están sufriendo un grave deterioro, es conveniente hablar con un profesional, experto en reformas, para buscar una solución duradera. Y si necesitas renovar tu cocina o baño, ¡contáctanos!