2 elementos clave para conseguir un hogar más confortable

 

 

Para conseguir el hogar de tus sueños se deben tener en cuenta muchos factores. Sin duda, para conseguir la casa ideal, lo mejor es un buen punto de partida, es decir, contar con una buena casa para adaptarla a tus necesidades. Esto puedes conseguirlo realizando una reforma a tu medida. Para ello diseñarás cada espacio teniendo en cuenta tus necesidades y repartirás los metros cuadrados según te convenga. Tanto un buen diseño como la calidad de los materiales ayudará a que los pasos siguientes sean más fáciles y tu hogar sea más confortable.

 

Sin embargo, hay elementos, como el interiorismo y la decoración, que exceden o son complementarios al trabajo de reformas puramente técnico. Así pues, es bueno tener en cuenta aspectos relacionados con la decoración de interiores que ayudarán a que tu hogar sea, si cabe, aún más agradable.

 

Hoy vamos a hablarte en este post de dos consejos a tener en cuenta para que tu vivienda sea un lugar mejor. Si quieres conocer estos consejos sobre cómo hacer tu casa más confortable, sigue leyendo.

 

La iluminación

 

Elije bien tu iluminación. Por supuesto, en una reforma el diseño de iluminación es un aspecto clave. Pero en el trabajo posterior de decoración y ambientación también. En el propio diseño arquitectónico de la vivienda se tratará de sacarle el mayor partido a la iluminación natural. Una vez que tengas esto se definirá, aún más, que función tendrá cada espacio de la vivienda y se elegirá una iluminación artificial complementaria.

 

Actualmente existe una gran variedad de tipos de iluminación gracias al led y las bombillas de bajo consumo. Con poco presupuesto puedes variar la iluminación y adaptarla a diferentes estilos y ambientes combinando lámparas de mesillas, focos puntuales, lámparas de techo, tiras led alrededor del mobiliario, velas, flexos, etc.

 

Hay un factor muy importante para ambientar bien con luz artificial en tu hogar porque, además de aportar luz y ayudar a la buena visión la iluminación determina el tipo de ambiente que deseamos. Esto hace que un lugar pueda ser más o menos confortable. Así pues, tienes que tener en cuenta la temperatura de color. Sabiendo los grados kelvin podrás variar la iluminación según necesidad, desde los tonos más fríos, a partir de los 7000 grados kelvin, a los más cálidos por debajo de los 4000. Lo más común es que, los cálidos, ronden los 2800-3000 grados kelvin.

 

Así pues, según quieras crear un ambiente más íntimo y personal o no, debes decantarte por tonalidades más cálidas, mientras que si quieres algo más frío o más neutral busca tonalidades azuladas, más habituales por ejemplo, en las cocinas.

 

Siempre puedes experimentar con colores de diferentes tonalidades para crear ambientes especiales en habitaciones y dormitorios infantiles o adultos según gustos. Así que no te cortes, ¡experimenta!

 

lámparas de techo

 

Los olores

 

El amigo invisible. Es algo que no sale en las fotos y que tampoco puede verse. Sin embargo, el olor de los lugares determina que este sea agradable o todo lo contrario. Un buen olor siempre ayuda a estar mejor en un sitio, anima a quedarse y pasar tiempo en la casa.

 

Iluminación para hogar

 

 

La limpieza

 

Para mantener una armoniosa combinación de buenos olores el factor principal es mantener una buena limpieza. Para ello, los lugares más “olorosos” de la vivienda hay que mantenerlos limpios, es decir, baño y cocina deben limpiarse con frecuencia. Pero con esto no basta.

 

Para conseguir que realmente un hogar sea confortable debe notarse los aromas que más te gusten. Para ello existen un montón de soluciones: velas aromáticas, líquido de esencias, ambientadores electricos, difusores de aceites, humificadores, colonias, perfumes, barritas de esencias, incienso, ambientadores en spray, maderas aromáticas, bolsas con hierbas aromáticas, etc. Existe gran variedad de métodos en el mercado, simplemente usa el que más te guste y el que más cómodo te resulte.

 

Eso sí, distribúyelos bien. Procura estudiar un poco donde los pones y para qué. Por ejemplo, las bolitas de lavanda son muy prácticas en los armarios. Los inciensos está bien quemarlos de vez en cuando en las habitaciones o cocina, ahuyenta los malos olores, las moscas y mosquitos.

 

Las velas ambientadoras son muy recomendables en el salón o espacios de transición dado que, además de perfumar, sirven para decorar al poder combinar sus formas y colores con el mobiliario y el espacio. Las velas son un elemento muy socorrido para decorar un espacio y darle vida. Sin embargo, los ambientadores electrónicos no poseen esa doble cualidad.

 

ambiente con iluminacion

 

2019-07-26T18:10:29+01:00julio 26th, 2019|Decoración|