casa con niños

 

Si alguien puede cambiar tu vida son los niñ@s. Con su llegada todo cambia, tanto tus rutinas como tus necesidades espaciales sufrirán un cambio radical. Tener niños en casa es maravillosos y su pequeña compañía dará una vida y alegría única al hogar. Por supuesto esto tiene sus “pros” y sus “contras”. Para mitigar esos “contras” es necesario contar con la logística necesaria. Para que esta logística doméstica funcione, es esencial tener tu casa adaptada a ti y las necesidades de tu familia. Así pues, es normal que con niños en casa tengas que adaptar la vivienda, modificarla o incluso mudarte para resolver tus necesidades espaciales. De esta forma ganarás en comodidad, confort, bienestar y lo que es más importante, salud.

Hoy en nuestro blog vamos a darte algunos tips o consejos relacionados con este tema. Si quieres saber cómo preparar tu hogar para los más pequeños, sigue leyendo.

 

La arquitectura de interiores para los peques

El momento ha llegado y tienes que tomar una decisión: o bien adaptar la arquitectura de interiores cambiando la repartición espacial de la casa lo cual, posiblemente, te lleve a realizar alguna que otra reforma o, de lo contrario, tendrás que mudarte. Sea cual sea tu circunstancia, tienes que hacerlo, ¡prepara tu hogar para los peques!

 

madre con bebé en la ventana

 

Una cuestión de escalas

Es importante que la medidas de las cosas estén adaptadas a ti. Pero también la casa debe estar adaptada, al menos por partes, a los más pequeños. De esta forma los niños estarán más felices y tú, más.

Su habitación y lugares de esparcimiento

Para que esto ocurra, se debe adaptar los espacio que más usan a diario, como por ejemplo, su habitación o sala de juegos. Deben encontrarse cómodos, que el espacio sea accesible para ellos, evitando muebles o arquitecturas que puedan molestarle o interactuar con su entorno. Por ello, cuando se puede, suele adaptarse la arquitectura de interiores y la decoración a su tamaño. En todo caso, algo muy habitual y efectivo, es utilizar mobiliario específico según la edad adaptado para su desarrollo y actividades. Así pues, puedes encontrar muebles de diferentes tamaños y características según edades: sillas pequeñas para uso infantil, mesas pequeñas, cómodas, mesillas, camas, etc. En las tiendas especializadas existe una gran variedad de muebles adaptados y allí podrán asesorarte según el caso específico. Mucho de este tipo de mobiliario sigue las pautas del método educativo montessori que ayudará al desarrollo vital de tus hijos e hijas.

 

El baño

Una buena distribución es la base de una buena organización. Todo tiene que tener su sitio y estar perfectamente optimizado para poder hacer las cosas de la forma más cómoda posible. Por eso, el baño, es un lugar clave donde tienes que tener todo muy controlado y ordenado para que te sea muy cómodo usarlo con los bebés y no tan bebés que tengas en casa. Así pues, es bueno contar con colgadores extras donde poner las cosas de los niños. También puedes instalar un mueble organizador para poner sus cosas de forma que su acceso sea rápido y cómodo.

El baño también es un lugar de muchos golpes y caídas. Debido a ello, conviene poner en la bañera algún tipo de deslizante para no resbalar y poner protectores en los muebles donde los niños puedan golpearse. Así mismo, y esto sirve para toda la casa, se deben instalar protectores en los enchufes para proteger a los bebés.

 

madre e hija en casa

 

 

Ambiente agradable

Adaptar la vivienda a los más pequeños también tiene mucho que ver con crear un ambiente agradable y hogareño. Uno de los factores más importantes a tener en cuenta es la iluminación de la casa en general y, en particular, la luz de los espacios “infantiles” de la casa. Es muy importante que estudies bien el espacio en donde ellos van a pasar más tiempo e instales diferentes luces para distintos usos. Gracias a la tecnología led, puedes tener lámparas de varios tipos con diferentes tonalidades para ambientar su cuarto de diferente forma según vaya a jugar, dormir, comer, etc. Crear un ambiente cálido es vital para que los peques se sientan seguros. Para ello, además de las lámparas, busca unas cortinas que tamicen la luz y ayuden a crear un ambiente cálido y armonioso.

 

Disfruta de la ilusión de ser padre o madre y prepara el hogar para la llegada de los más pequeños. Ellos te lo agradecerán y tú, ¡vivirás mucho mejor!