asador de castañas en magosto

El 1 de noviembre Día de Todos los Santos, además de ser una importante fecha cristiana, es festivo en todas partes y muchos aprovechan para hacer puente, estar en familia o irse de viaje. Además, a esta tradicional festividad se le suma la celebración del Halloween o Samaín que, cada vez, está más presente.  Todo esto anuncia un comienzo de noviembre muy intenso.

Comienza el Magosto en Galicia

Por si se te ha olvidado te recordamos que justo en estas fechas, desde el Día de Todos los Santos hasta el San Martiño el 11 de noviembre, se celebra por toda Galicia el Magosto. Una ancestral tradición muy arraigada en tierras gallegas, por ello el Magosto es fiesta que no se puede obviar.

Esta alegre celebración, en la que toda la familia participa, tiene unos orígenes muy lejanos. De hecho, según dicen, se remonta a la época de los celtas y el uso del fuego está muy relacionado con el culto a los muertos. También los romanos por esas mismas fechas celebraban los saturnales, cuando aparecía el mundo de los espíritus.

Generación tras generación el Magosto ha llegado hasta nuestro días. Esta celebración tiene especial arraigo en la provincia de Lugo y Ourense. Pero basta con salir cualquier día de estos a la calle por Galicia para darse cuenta de que las castañas ya han llegado este año. Seguro que ya te has cruzado con el asador ambulante de castañas con forma de tren o similar, por las calles de tu pueblo o ciudad.

Una tradición muy antigua

Si estás en Vigo, muchos barrios son los que durante este fin de semana y el siguiente celebrarán magostos populares a los que cualquiera puede acercarse y disfrutar de unas castañas asadas. Aunque el Magosto no es un día concreto si no un periodo de celebración, posiblemente los fines de semana son los días que más se celebra el Magosto.

Tradicionalmente en el Magosto se celebra el fin de una nueva cosecha. Y es que, aunque para algunos resulte raro, tiempo atrás la castaña fue uno de los alimentos básicos y su uso estaba muy extendido.  Esto fue así hasta que en el XIX se va implementando paulatinamente, hasta nuestros días, el cultivo de patata. Como consecuencia, la castaña fue perdiendo presencia en nuestra dieta y sustituyó, en muchos platos, nuestra bien querida castaña.

Esta fiesta no solo se celebra en Galicia si no en todo el noroeste peninsular (por ejemplo, en Asturias existe el amagüestu) y también en Portugal donde le llaman magusto.

Así pues, durante estas fechas, cuando aparecen las castañas, el magosto se celebra en torno a unas brasas. Es el momento ideal para comer castañas asadas, tomar un poco de vino y, por qué no, asar alguna cosa más como, por ejemplo, un buen chorizo.

Qué hacer en Magosto

Si estás en Galicia tienes dos opciones: te quedas en casa con una mantita, que no es mal plan, o sales a celebrar el Magosto. Estés donde estés, ya sea en tu barrio, en tu aldea o en el pueblo, encontrarás un sitio donde hacer un buen Magosto y disfrutar de unas castañas asadas y un poco de vino. Si tienes hijos no puedes desperdiciar esta fiesta, ¡lo pasarán en grande!

¿Quieres conocer algunos sitios donde celebrar el magosto? Pulsa aquí.

Si eres más casero, con el frío que hace igual es el mejor plan, siempre puedes quedarte en tu hogar, asar una castañitas y comértelas en el salón debajo de la manta. Sabes que esto no es plan, ¡es un planazo! 😉

En todo caso, te recomendamos que no te quedes en casa. Deja tu manta a un lado y disfruta de esta tradición ya milenaria comiendo castañas con la cara negra de ceniza, ¡el magosto ya está aquí!