Seguro que si todavía no te has ido de vacaciones en agosto estás deseando que llegue el puente del quince. Ese día es festivo en todas partes, de hecho, es una de las fiestas más celebradas en todo el año. Pero… ¿sabes por qué es tan importante?

Por qué celebramos el 15 de agosto

El 15 de agosto las fiestas patronales se multiplican por todos los rincones del país. Curiosamente, es el día que más festividades locales concentra en todo el año. Si en estos días te mueves un poco verás fiestas por todas partes, así es el verano.

Desde luego tendrás donde elegir. Tanto en pueblos pequeños como en ciudades importantes aprovechan la festividad del 15 para celebrar las grandes fiestas del año. Por ejemplo, es lo que sucede en Bilbao o Gijón. Ambos lugares son estupendos destinos para visitar el 15 de agosto.

Durante ese día se celebra la Asunción de la Virgen María. Así que, ¡felicidades a todas la Marías por adelantado! Esta festividad es una de las más antiguas de la Iglesia Católica y se celebra desde los primeros siglos de la era cristiana. Debido a esto es una celebración muy arraigada e importante en la actualidad.

Tanto es así que, en esas fechas, alrededor de mil municipios estarán de festejos. Vayas donde vayas, lo tendrás complicado si lo que quieres es disfrutar de paz y tranquilidad durante el puente.

Vacaciones

Debido a la gran popularidad de estos festejos mucha gente aprovecha la semana del 15 para irse de vacaciones o hacer alguna escapada. Quizás regreses a las fiestas de tu pueblo o puede que te busques uno nuevo donde pasar el festivo. También puedes desconectar de todo esto e irte de vacaciones pasando de las festividades locales. En todo caso, antes de irte, es conveniente tomar cierto tipo de precauciones en lo que a los cuidados de tu casa se refiere. Una casa hay que mimarla incluso cuando no estés en ella. Los muebles y la decoración de tu hogar no se mantienen así de estupendos por arte de magia.

Antes de irte de vacaciones recuerda que…

Sabes que nos encanta darte consejo y, teniendo en cuenta en qué mes estamos, esta semana no iba ser menos. Antes de irte de vacaciones recuerda que:

1.- Tienes que revisar bien la casa prestando especial atención a dejar todo bien cerrado y apagado. Esto incluye también las regletas. Si ves esa pequeña luz azul, roja o verde que nos indica que algo está en stand by debes apagarla también. Recuerda que tanto las regletas encendidas como los electrodomésticos en stand by siguen consumiendo. Tu casa debe ser sostenible y tu economía ¡todavía más!

El frigorífico posiblemente sea lo más delicado. En este caso debes ver si dejas algo en el congelador o no. Si no vas a dejar nada y tienes la suerte de tener el frigorífico vacío, podrías incluso desconectarlo o directamente quitar la luz desde el cuadro eléctrico. De esta manera, toda la casa quedaría completamente sin electricidad.

Como sabemos que es muy probable que dejes algo en el frigorífico, sobre todo si es una salida de pocos días como en el caso de la festividad del 15 de agosto, te aconsejamos que lo dejes al mínimo para que consuma lo menos posible.

2.- Una vez que todo lo eléctrico está apagado es hora que revises el agua. Por supuesto cierra la llave de paso y revisa, por si acaso, abriendo los grifos que el agua ya no corre. Cerrar la llave de paso se hace para evitar fugas mientras que no estés en tu casa o el edificio. No quieres dañar la pintura ni el pladur de la cocina a tu vecino, ¿verdad? Pues sigue este consejo.

Llave de paso del gas

3.- El calentador. Es muy importante apagar también el calentador de agua. Antes de irte recuerda cerrar la toma de gas o la bombona en su caso. Una fuga de gas puede ser muy peligrosa.

Aunque no uses gas y tengas un calentador eléctrico, te recomendamos también que lo apagues, te supondrá un gran ahorro.

En resumen, si te vas de vacaciones bastantes días es importante que sigas estas recomendaciones por tu seguridad y la de tu vivienda. ¡Supondrán un buen ahorro de energía!