Madre e hija jugando

 

 

 

Ya falta poquito para que los peques del hogar comiencen el cole. Con ellos, llegan las rutinas domésticas del nuevo curso. Septiembre, es una especie de año nuevo. Toca afrontar este mes con energía y vitalidad, para iniciar con buen pie el curso. Se acabaron las vacaciones y vuelves a tu vivienda habitual, a tu hogar, ¿tienes todo listo para esta temporada?

 

 

Preparativos para tu hogar

 

Estos días los protagonistas son los niños. Hay que dejarlo todo bien preparado para que comiencen bien el cole. La clave para que todo salga a la perfección estos días es anticiparse. No dejes nada para el último momento. Tu casa es el centro neurálgico desde donde se organiza todo, es el centro logístico para toda la familia. Por ello, cuando vuelvas de vacaciones, es momento de reorganizar y poner a punto tu casa. Revisa que todo funciona bien en lugares como la cocina o los baños. Si resulta que hay alguna avería sin reparar en esos sitios, será muy estresante comenzar el curso teniendo que repararlas. Date cuenta que, la cocina  y el baño, son clave para que las rutinas diarias se desarrollen con normalidad. Si esto no sucede, tanto para los más pequeños como para ti, el nivel de ansiedad aumentará. Durante estos días conviene que estéis tranquilos para que la vuelta al cole se desarrolle con total normalidad.

 

 

Habitación para niños

 

Hazte una lista

 

Ante la duda apúntalo todo. Son días que cuesta arrancar y es muy fácil que se te pase alguna cosa. Así que coge papel y boli y anota qué tienes que hacer antes de que comience el curso. Nosotros te vamos a dar unas cuantas sugerencias, así que escribe:

 

1.- Para que los cambios nos sean muy bruscos los días de la vuelta al cole, conviene empezar un poquito antes. Esto no quieres decir que los niños vayan ya al colegio, pero sí que empiecen ya las rutinas habituales, sobre todo en lo que se refiere a pautas horarias. Así el cambio será más progresivo y llevadero.

 

2.- Si es la primera vez que los llevas al cole o está cambiando de colegio, es bueno llevarlo, unos días antes, hasta allí para que lo conozcan. Así, ya sabrá dónde va ir el primer día de cole y, aunque va ser muy diferente, irá menos asustado y más seguro de sí mismo.

 

3.- Como ya dijimos antes, en la anticipación está la clave. No dejes las cosas para el último momento o, al menos, no dejes todo para el final. Es el momento de reorganizar armarios, comprar la ropa adecuada y ver cuál te seguirá sirviendo, adquirir material escolar o mobiliario de habitación infantil.

 

4.- Siguiendo con lo dicho en el apartado tres, el diseño de la vivienda es muy importante. Las habitaciones infantiles cambian bastante a lo largo de los años debido a que los niños crecen muy rápido (ya tu sabes…) A la medida que crecen sus necesidades cambian. Así pues, es fácil que la habitación quede desfasada. A veces basta con cambiar el diseño de interiores de la habitación para los niños. Otras veces, debemos cambiar directamente de habitación por falta de espacio u otros motivos. En todo caso, es importante que según las edades los niños dispongan de sus espacios específicos destinados a ellos, ya sea en su habitación o afuera, es importante que tengan un lugar donde hacer sus actividades como jugar, leer, estudiar, etc.  Así que, en la medida que puedas anticipar las necesidades espaciales antes de que comience el curso, mejor que mejor.

 

¡Feliz vuelta al cole!

 

En todo caso todo, lo que se te vaya ocurriendo vete apuntándolo, dale un orden de prioridad y…¡a por ello!

 

Os dejamos este video para que de una forma muy sencilla y visual os preparéis para la vuelta al cole. En todo caso no te olvides, sobre todo, de disfrutar. Diviértete y aprende con lo más pequeños de las rutinas diarias compartiéndolas con ellos. Para ellos, cada día es un juego y debe de ser especial. Un pequeño detalle durante el desayuno, alguna comida diferente, puede hacer más llevadero los primeros días de cole y de trabajo a todos.